Este es el verdadero nombre (y origen) de la celulitis

Este es el verdadero nombre (y origen) de la celulitis

le soin noir

Pilar Turu

Según afirman los expertos, la celulitis afecta a siete de cada 10 mujeres. Pero… ¿y si te decimos que este podría ser un concepto inventado?

Hoy en día hay declaraciones que afirman que la celulitis afecta a un estimado del 90% de mujeres. Y aunque cada vez se ha normalizado más esta afección de la piel, y han habido muchos esfuerzos por parte de los movimientos body positive para aceptarla y cambiar su percepción en la sociedad, tristemente sigue siendo una de las mayores preocupaciones de las mujeres.

Sin duda, es una condición que nos afecta más a las mujeres que a los hombres por el factor hormonal (la progesterona y el estrógeno), mismo que favorecen la acumulación de adiposidades de grasa y la retención de líquidos. La genética, la raza y hasta el estrés son también otros factores para tener más o menos de estos hoyuelos en la piel. Pero… , ¿y si te dijéramos que el término ‘celulitis’ como tal, es un término inventado?

La grasa subcutánea y tejido fibroso debajo de la piel, es real. Existe. De hecho, en la mayoría de los cuerpos humanos, hombres o mujeres, hay ciertas áreas en las que la piel parece tener unos pequeños ‘hoyuelos’ o bultos. Pero hasta hace relativamente poco tiempo, no había una palabra para definir esta apariencia de piel de naranja (y esque, realmente no había porqué bautizarla).

Hace medio siglo, nadie había oído hablar de la celulitis, y mucho menos la había identificado como un problema del que había que deshacerse. Hoy en día, las mujeres estamos acostumbradas a gastamos millones en tratamientos, cremas y productos que prometen eliminarla, a pesar de la falta de evidencia de que algún producto realmente funcione. 

Y esque pareciera que no fue hasta 1968 cuando Vogue, al publicar por primera vez en la historia el término “celulitis”, creó una nueva palabra y un nuevo complejo que desde entonces, todas las mujeres se tomarían muy, pero que muy en serio.

La celulitis dio el salto de los libros de texto médicos al léxico general en algún momento a principios de siglo, perdiendo su verdadera definición en el camino.  Antes de llegar a las revistas de moda, este concepto apareció en un diccionario médico francés, para ser exactas: en 1873, los doctores Émile Littré y Charles-Philippe Robin incluyeron la palabra “celulitis” en la 12ª edición del Dictionnaire de Médecine. Este fue el primer uso conocido del término. Aunque esta definición de celulitis, no tenía nada que ver con hoyuelos o grasa. Más bien, era un término general aplicado a células o tejidos en estado de inflamación o infección.