¿La celulitis es un problema emocional?

¿La celulitis es un problema emocional?

le soin noir

Pilar Turu

El 80% de las mujeres sufrirán a lo largo de su vida de este padecimiento. Te damos algunas de las razones.

La celulitis es una realidad que el 80% de las mujeres sufrirán a lo largo de su vida. Entre las causas que favorecen su aparición, están los factores hormonales o genéticos – los genes son los que determinan en una persona la cantidad de células de grasa que produce- , la velocidad del metabolismo, cómo se distribuye tu grasa bajo la piel y cómo es la circulación de la sangre, o tu estilo de vida. También, el tipo de alimentación, la actividad física y la ropa que usamos, hace que se desarrolle en menor o mayor medida. Pero, hay un factor que no suele salir a la luz y que cada vez está cobrando mayor relevancia entre los expertos: el factor emocional.

Aunque es cierto que últimamente buscamos una relación más amorosa con nuestro cuerpo y aceptar la naturaleza como venga – ya sea en forma de estrías, flacidez, o en este caso, celulitis – son muchas las que buscan una solución para atenuarla, siendo la dieta, el ejercicio o los tratamientos, la principal forma de atacarla. Pero, si no conoces la verdadera raíz del problema, podrías simplemente estar tapando el sol con un dedo… sin darte cuenta que quizás, la razón de tu celulitis, está en tus emociones.

Muy a menudo, se nos olvida que esta afección de la piel puede empeorar por el estrés y la ansiedad; y esto tiene una razón médica. Cuando nos estresamos, el cuerpo produce hormonas que favorecen el almacenamiento de grasa, y por ende, la aparición de la celulitis. Incluso, los distintos traumas que vamos acumulando, podrían ser los principales causantes y podrían estar actuando en tu contra cuando se trata de combatirla. Y es que, las emociones alimentan todo, incluso a la celulitis.

De igual forma, cuando nos estresamos se elevan los niveles de cortisol de nuestro organismo; una hormona que se produce de forma natural porque es necesaria para aumentar los niveles de energía de cada día, proteger el sistema inmunológico y contribuir en el funcionamiento de la memoria, pero, cuando se da una producción ‘exagerada’, tiene efectos negativos en el aumento de grasa e incremento de la presión arterial, además de otros trastornos.

Esto, es lo que se conoce como «celulitis emocional», y que igualmente contempla cuadros de ansiedad, resentimientos acumulados o no saber gestionar correctamente las emociones. Algunos expertos incluso señalan que los conflictos no resueltos, como traumas de la infancia o miedos, pueden provocar la acumulación de grasa. A continuación, te damos una serie de consejos para poder tratar la celulitis emocional:

  1. Si crees que en efecto, tu celulitis podría tener una relación directa con tus emociones, y actualmente no recibes ayuda de parte de un especialista, este podría ser el primer paso: buscando ayuda de un profesional que sepa ayudarte a gestionar tus emociones.  Una buena salud emocional, se da cuando empezamos a estar conscientes de nuestros pensamientos, sentimientos y comportamientos.
  2. Date el tiempo para relajarte; la práctica de yoga o meditaciones, puede ser una gran vía para reducir los niveles de estrés y encontrar ese espacio para poner en pausa las obligaciones del día a día y desconectar.
  3. Respeta tus horas de sueño. El descanso es vital para que tu cuerpo se ‘resetee’; es cuando las células se reponen, el cerebro se recupera del estrés, puede mejorar tu estado de ánimo, los niveles de energía, concentración y funcionamiento general. Si tienes problemas para dormir, deja pantallas fuera del cuarto, y mantén un horario constante.
  4. Ten una rutina de cuidados de la piel que te ayude a mejorar su apariencia. Incorpora productos específicos formulados con ingredientes que aceleren la quema de grasa, como la cafeína.

 

DESCUBRE: Los beneficios de los antioxidantes para tu piel

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Lele Pons (@lelepons)