7 mitos sobre la pérdida de grasa

Los 7 mitos sobre la pérdida de grasa

le soin noir

Pilar Turu

La fórmula del éxito para adelgazar sigue siendo una dieta sana, baja en calorías y combinada con ejercicio. Por eso, hoy desmentimos esos mitos que te han hecho creer durante años.

Sobre adelgazar y perder grasa, existen miles de mitos. Entre tips como “adelgazar sin levantarse de la silla”, suplementos con cualidades casi mágicas, dietas detox milagrosas y otras infinitas recomendaciones, el adelgazar se ha convertido en tema de interés común que no deja de estar en boca de todos. Pero, dejarnos llevar por falsas creencias o restricciones alimenticias, no es el camino a seguir si queremos lograr este objetivo.

La fórmula del éxito para adelgazar sigue siendo básica: la combinación de una dieta sana, baja en calorías y ejercicio.  Por eso, hoy desmentimos esos mitos que durante años, te han hecho creer sobre la pérdida de grasa:

1. Los carbohidratos engordan.

Si bien es cierto que eliminar el consumo de carbohidratos es uno de los métodos más eficaces en la pérdida de peso, no necesariamente en la pérdida de grasa. Al eliminar los carbohidratos el cuerpo comienza a utilizar la grasa como energía y esto provoca pérdida de agua y por tanto de peso. No hay alimentos buenos o malos. Lo que importa es la dieta global. Eso sí, tienes que tener cuidado con los ultraprocesados o aquellos con azúcares añadidos.

2. Desayunar es necesario para adelgazar.

Hay estudios que demuestran que quienes omiten el desayuno, tienden a pesar más que los que desayunan; sin embargo, esto probablemente se deba a que las personas que desayunan tienen más probabilidades de tener otros hábitos de vida saludables. También es un mito que el desayuno aumenta el metabolismo y que comer varias comidas pequeñas te hace quemar más calorías a lo largo del día. 

3. Los alimentos “bajos en grasa” o “sin grasa” son más saludables que las versiones “normales.

Es importante estar informado sobre los productos bajos en grasa, ya que muchos alimentos procesados, bajos en grasa o sin grasa, para mejorar el sabor, contienen azúcar o sal agregada y, a menudo, tienen incluso más calorías que las versiones con toda la grasa. Si tu objetivo es adelgazar, lo mejor que puedes hacer es incluir alimentos en tu dieta que de por si, ya son bajos en grasa, como las frutas y verduras. Y si vas a optar por alimentos bajos en grasa, asegúrate de leer la etiqueta de información nutricional para analizar si la grasa más baja se está compensando con más azúcar, sodio o calorías.

 

4. Los suplementos te ayudan a perder peso.

Hay que tener cuidado con la industria de los suplementos; se encuentra en apogeo y hay cientos de compañías que afirman que sus suplementos te ayudan a lograr tu objetivo. Pero, al estudiar estos suplementos, se ha detectado que rara vez funcionan. La razón principal por la que funcionan para algunas personas, es por su efecto placebo; al tomarlos, muchas se vuelven más conscientes de lo que comen, y por ende, adelgazan; no es el efecto del suplemento en sí, sino la creencia de que el suplemento funciona y los cuidados extra que acompañan a su consumo.

Fotos: Instagram