Conmemorando a Jonathan Lule

Conmemorando a Jonathan Lule

le soin noir

Carla Díaz Katsicas

Completamente autodidacta, forjó su carrera a base de aptitud, talento y práctica. Rendimos homenaje a la fascinante historia de uno de los mejores maquilladores de Latinoamérica.

Sus más de 20 años de experiencia en el mundo de la belleza, además de cualidades como la creatividad, ingenio y su personalidad única, consolidaron a Jonathan Lule como uno de los maquilladores más reconocidos en México y en el mundo. Elle, Harper’s Bazaar, Glamour, Marie Claire, Cosmopolitan y Beauty Junkies son solo algunos de los medios editoriales en los que se vio plasmado su trabajo, además de ser vocero de Maybelline por más de tres años y haber participado en campañas publicitarias internacionales.

Nacido en la Ciudad de México en 1979, comenzó su carrera como makeup artist estudiando Artes Plásticas. Poco después, se interesó en la moda y estudió la carrera de Diseño de Modas, época en la que tuvo su primer acercamiento con el maquillaje. Para él, bastó con tomar una brocha para darse cuenta de su talento y comenzar a desarrollarlo. Amante del trabajo de colegas como Hung Vanngo, fue fanático de Kevyn Aucoin, amante del color negro y precursor de los vampy lips o tendencias de belleza como el no makeup makeup que todas hemos usado alguna vez.

Nada inspiraba más a Jonathan Lule que una mujer segura de sí misma, dispuesta a resaltar sus mejores rasgos y así reflejar su personalidad. Entre sus musas están artistas o modelos como Madonna, Cindy Crawford y Gia Carangi. El estilo de cada una de ellas, le sirvió como guía para encontrar los componentes del que para él era el maquillaje perfecto: cejas definidas, piel inmaculada y labios intactos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de ⓁⓊⓁⒺ (@__l.u.l.e__)

Lamentamos profundamente su fallecimiento.

La belleza es única, excepcional, incomparable, y sobre tiene todo que ver con la actitud. La belleza no tiene definición y la descubro de distinta manera en cada persona.

— Lule para beautyjunkies.mx