Soluciones simples para algunos problemas en el rostro

Ya sea que tengas uno o varios al mismo tiempo, te damos algunas soluciones para que puedas complementar tu rutina de belleza. 

 

Una de las nuevas tendencias de belleza es el multimasking. El arte de combinar varias mascarillas para darle solución a algunos problemas, es una de nuestras técnicas favoritas. Cada rostro es un mundo y requiere un cuidado personalizado que va desde la limpieza hasta la aplicación de diferentes productos. Te damos un panorama general sobre ellos.

 

Poros dilatados

La realidad es que no es posible cambiar la forma de tus poros pero sí existen alternativas para lograr que parezcan más pequeños temporalmente. El primer paso es reducir el exceso de aceite que se encuentra dentro del poro para después exfoliar las células muertas de la superficie de la piel que se encuentran en el borde y finalmente estimular la producción de colágeno para apoyar la estructura. Trata de mantener la piel limpia durante el día usando un cepillo especial y de usar el exfoliante adecuado cuando menos dos veces a la semana.

 

Creme Gommante Gentle Facial Buffing Cream de Sisley.

Brillo en la zona T

Está localizada entre la frente, la nariz y la barbilla y recibe ese nombre ya que forma una especie de “T” en el centro del rostro. Aquí existe una gran concentración de glándulas sebáceas por lo que es natural que se produzca más grasa. La clave para controlarla es utilizar un buen tónico facial que equilibre el pH de la piel, agua micelar y un jabón especial. En cuanto a la crema hidratante, elige una para piel grasa o mixta.

 

 

Eau Fraîche Douceur Micellar Cleansing Water de Lancôme. 

 

Resequedad en las mejillas

Si tu piel es extremadamente seca y cuando tomas el sol esta parte del rostro tiende a quedar enrojecida o agrietada, tu principal debe ser protegerte del sol. Un protector UV que sea SPF +30 será tu mejor aliado. Para completar tu rutina de belleza, usa limpiadores suaves e hipoalergénicos.

 

Urban Environment Oil-Free UV Protector SPF 42 de Shiseido.

 

 

Ojeras y bolsas

Este malestar común puede originarse por varios factores como la genética, la alimentación o el sueño. La piel del contorno de los ojos es la más frágil y tiene una menor cantidad de fibras de colágeno. La diferencia entre ambas es que las ojeras son disposición morfológica, mientras que las bolsas pueden ser originadas por retención de líquidos. Algunas soluciones son la gimnasia facial, aplicar hielo o recurrir a algún producto anticongestionante y a un buen corrector.

 

Even Better Clinical Dark Spot Corrector de Clinique.

 

Fix it concealer de Dior. 

 

Manchas

Este es probablemente el problema más difícil de tratar ya que necesita de productos especiales para aclarar estas marcas que pueden haber aparecido por acné, melasma o por el sol. Te recomendamos recurrir al dermatólogo para saber cuál es la fórmula indicada para ti.

 

 

Pigmentclar de La Roche Posay.

 

Fotografías: Istock y cortesía de las marcas