El secreto para una piel perfecta es un peeling químico

Conforme vamos creciendo, el cuidado de la piel es cada vez más importante ya que la piel joven se renueva cada 28 días, pero a partir de los 25 años este proceso es cada vez más lento. Podemos aplicar diferentes productos de skincare, sin embargo, existe un tratamiento maravilloso para lograr una piel perfecta. Sigue leyendo para descubrir todos los beneficios que un peeling químico tiene para ti.

El peeling químico es un tratamiento diseñado para exfoliar la piel y estimular la regeneración celular para darle un pump a la piel. En el pasado, los peelings químicos tenían una mala reputación porque irritaban y lastimaban a la piel. Sin embargo, las fórmulas han mejorado –al igual que los métodos utilizados por los dermatólogos– haciendo del peeling un gran tratamiento para la piel. Sus beneficios son:

1. Mejora el rendimiento de tus productos de skincare

En tan sólo minutos, el ácido elimina las células muertas y deja expuestas las capas de la piel para que tus productos penetren y sean absorbidos por ésta, incrementado los beneficios de tus sueros, hidratantes y limpiadores.

2. Elimina el acné y cicatrices

Los peelings que contienen acido salicílico entran a la piel destapando los poros y eliminando puntos negros, pus y marcas de acné. El acido deja residuos en la piel, por lo que su tiempo de limpieza se extiende. Al eliminar la capa mas superficial de la epidermis, las cicatrices causadas por el acné y las imperfecciones desaparecen en el momento en que se retira esa piel.

3. Trata el melasma

Aunque no existe una cura permanente para las manchas en la piel causadas por el sol y la edad, los peelings químicos son tu mejor aliado para combatirlas pues los agentes y activos utilizados blanquean la piel y eliminan el melasma temporalmente.

¿Cómo funciona?

Las fórmulas de un peeling contienen ingredientes químicos que funcionan en cualquier tipo de piel. Cada tratamiento está diseñado específicamente para solucionar los problemas de piel en cada paciente. El objetivo es darle hidratación a la piel, aumentar la producción de colágeno y mejorar el tono de la piel.

¿Cada cuánto puedo hacerme un peeling?

Los peelings se pueden realizar cada 3 a 6 meses, a partir de los 25 años.

¿Qué tipos de peeling hay?

Superficial: trabajan sobre la epidermis, la capa más superficial de la piel. Está compuesto de acido glicólico y salicílico en diferentes concentraciones.
Mediano: está compuesto por ácido tricloroacético (TCA), un químico que permite una penetración profunda y mejor exfoliación de la piel. Este tipo de peeling son utilizados para tratar manchas, reducir la pigmentación y las ojeras, mejorando la textura de la piel.
Profundo: está compuesto de fenol, un químico abrasivo que penetra los niveles más profundos de la piel. Sirven para eliminar signos de envejecimiento como las arrugas o líneas de expresión. Debes tener cuidado con este tipo de peeling porque pueden dañar la piel.

¿El peeling es seguro?

Sí, siempre y cuando sea realizado por un dermatólogo profesional que sepa tratar tu tipo de piel con los químicos indicados. Además debes cuidar tu piel aplicando bloqueador solar e hidratantes después del peeling.