Cover-lbeaute-agosto-2019-246x300

Spring-Summer 2019

Sé parte de nuestra comunidad

¿Problemas en la piel? Culpa al alcohol

Para muchos, disfrutar de un drink es uno de los placeres de la vida y una manera de liberar estrés y pasar un buen rato con los amigos. Sin embargo, al día siguiente el cuerpo lo resiente y a veces te arrepientes de haber tomado. Te miras en el espejo e inmediatamente se te nota en la cara que tomaste alcohol ya que tu piel luce apagada y terrible. Si quieres saber por qué sucede eso, sigue leyendo para entender cuáles son los efectos que consumir alcohol tiene sobre tu piel.

Deshidrata a la piel

El efecto más grande del consumo excesivo de alcohol en el cuerpo es la deshidratación, dejando la piel seca y más propensa a tener arrugas. Esto se debe a que los componentes del alcohol tienen un efecto directo sobre la hormona antidiurética, que es responsable de la hidratación.

Es inflamatorio

El alcohol genera inflamación en los tejidos del cuerpo, sobretodo si está acompañado de bebidas ricas en azúcar (las margaritas, los mojitos y cualquier coctel dulce), que aumentan la retención de líquidos y la sensación de hinchazón en el cuerpo. También inflama los vasos sanguíneos, síntoma conocido como vasodilatación, que hace que la piel se enrojezca, generando una sensación de calor y empeorando irritaciones en la piel como la rosácea y la psoriasis. Cuando la inflamación es muy alta, se pueden romper los vasitos capilares de la piel, dejándola lastimada y roja.

Acumula toxinas

Tomar alcohol provoca una acumulación de toxinas que obliga al hígado a trabajar el doble para intentar eliminarlas. Si son demasiadas y el hígado no puede, se acumulan y causan imperfecciones como acné y celulitis. El consumo de esta sustancia también disminuye la producción de colágeno en el cuerpo, factor esencial para la salud de la piel. En consecuencia, ésta luce menos luminosa, menos elástica y con tendencia a arrugarse.

Afecta la producción de vitamina A

Una sustancia esencial para tener una piel firme, elástica y luminosa es la vitamina A. Consumir alcohol en exceso afecta la retención y almacenamiento de esta vitamina en el cutis, provocando su envejecimiento prematuro  y generando más cantidad de piel muerta.

¿Tomar o no tomar?

Aunque los efectos del alcohol en la piel son varios y 100% negativos, es cierto que son a largo plazo y tienden a aparecer si se consume alcohol en exceso y durante mucho tiempo. Claro que puedes disfrutar de un drink de vez en cuando y en caso de hacerlo, te recomendamos los siguientes consejos para disminuir las consecuencias negativas.

  • Elige tu drink con inteligencia: el peor tipo de alcohol son los destilados como el ron, el vodka o la ginebra. Las mejores opciones son la cerveza y el vino, aunque siempre consumidos con moderación.
  • Toma de vez en cuando: procura no tomar más de dos días a la semana y no excederte en el numero de bebidas ya que el cuerpo tarda más de 10 horas en deshacerse de una copa. Mientras menos consumo, menos daño le haces a tu piel.
  • Mantente hidratada: toma mucha agua entre cada drink para incrementar el efecto diurético y ayudar a tu cuerpo a deshacerse de las toxinas. De esta forma, la cruda del día siguiente será menor.