¿Por qué los lunes estás más cansada que los viernes?

Hay más de una explicación por la que estás más cansada que nunca al empezar la semana.

El agotamiento es un mal que actualmente se presenta en diferentes maneras y por diferentes motivos, uno de ellos es el cansancio de los lunes, y no precisamente al que se debe por salir viernes y sábado, sino al cansancio que se suele experimentar tras un fin de semana tranquilo en el que se han cumplido con las horas de sueño y en el que no han habido planes agotadores. Este tipo de agotamiento es perfectamente normal y tiene más de una explicación.

«El sueño no se recupera, lo que no se alcanza a hacer durante la noche se quedó sin hacer. El cuerpo sigue el ritmo que se le marca. El fin de semana si se duerme más es porque el cuerpo lo necesita porque está cansando, pero no significa que recupere las horas que no se durmieron.» afirma  Rocío Lapuente, Doctora en Ciencias Químicas y especialista en Bioneuroemoción y Psiconeurodontología. «Lo ideal es mantener una pauta equilibrada durante toda la semana e intentar descansar cada día», añade.

Es importante poner atención en este punto porque se explicaran los motivos del agotamiento, el motivo más obvio son los cambios de rutina.  «Ese cambio durante el fin de semana hace que al cuerpo le cueste volver a su ritmo habitual los lunes. El cuerpo es una máquina perfecta con un mecanismo inteligente que tiene un ritmo, el corazón late a un ritmo, la respiración, la digestión, todo en el universo tiene un ritmo y finalmente la vida existe porque existe un ritmo de vida. Cuando rompemos este ritmo cuesta volver a adaptarse», explica la experta de DelliCare.

Existe otro motivo biológico que indica que vivimos una situación de estrés y que estamos llegando al límite «Si, por ejemplo, realizas un trabajo que no te hace feliz esta situación de estrés se mantiene por la noche y aunque tu cuerpo parece que descansa el inconsciente no lo hace». eso explique el porqué de levantarte más cansada de lo que te acostaste. «Por lo tanto lo que debemos preguntarnos es esto: ¿Realmente me gusta lo que hago? ¿Qué pensamientos aparecen en la mente ante la idea de afrontar la semana? ¿Me emociona mi trabajo? ¿Me ilusiona? ¿Me hace sentir viva? Si las respuestas a estas preguntas te hacen darte cuenta de que tienes una actividad que está muy lejos de emocionarte, tu cuerpo, sencillamente, se resiste a ello y te avisa»; explica la experta en Bioneuroemoción.

¿Qué hacer para descansar realmente el fin de semana? cumplir con 8-9 horas de sueño y añadir una siesta de entre 15 y 30 minutos  «Durmiendo siempre sobre el lado izquierdo para favorecer el buen funcionamiento del hígado y del organismo en general», explica Delli. Además de intentar no cambiar los horarios de desayuno, comida y cena.

Fuente: Harper’s Bazaar España.