Cover-lbeaute-julio-2019

Spring-Summer 2019

Sé parte de nuestra comunidad

¡No más brotes!

Eliminar el acné puede ser un proceso lento y desesperante, pero guarda la calma y antes de recurrir a los químicos –que pueden ser agresivos con tu piel– prueba estos métodos naturales y que probablemente ya tienes en casa.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio ayuda a exfoliar la piel y eliminar células muertas. Sus propiedades anti inflamatorias y antisépticas ayudarán a disminuir los brotes de acné al mismo tiempo que regulan el equilibrio del pH en la piel.

Haz una mezcla de bicarbonato con agua y masajea tu piel antes de dormir.

Papaya

Esta fruta ayuda a reducir la inflamación gracias a una enzima llamada papaína; bate la papaya y aplica la mezcla sobre la piel afectada. Enjuaga con agua tibia.

Vinagre de sidra

El vinagre es muy bueno eliminando el acné ya que disminuye el exceso de grasa y mata las bacterias que se encuentran en la piel. Ten en cuenta que es muy fuerte y puede resecar de más, por lo que debes aplicar tres partes de agua por una de vinagre en el área afectada.

Jugo de limón

Los cítricos son buenos astringentes, por lo que ayudan a cerrar las heridas del acné y cicatrizar más rápido. Lo mejor del limón es que también cuenta con vitamina C por lo que ayudará a sanar las cicatrices sin dejar rastro de ellas. Aplica en las noches y enjuaga muy bien con agua pues el limón en el sol puede manchar tu piel.

Tea tree oil

El aceite de té de árbol es muy efectivo como antibacterial, antiinflamatorio y antiséptico, ayudará a eliminar las bacterias que causan el acné y a desinflamar los brotes que tengas en la piel. Aplícalo diluido en agua para todo el rostro y directo con un algodón para zonas específicas.

Cáscara de plátano

La cáscara contiene luteína que ayuda a reducir la hinchazón e inflamación del brote de acné. Puedes frotar la cáscara sobre la zona afectada diario por una semana hasta que veas mejoras.

Vapor

El vapor ayuda a que los poros se abran y podamos limpiarlos a profundidad. El problema más grande del acné es que los poros se llenan de suciedad del ambiente o bacterias que afectan al crecimiento y crean más brotes. Cuando apliques el vapor en tu cara aprovecha para exfoliar tu piel de manera profunda. Enjuaga con agua fría para cerrarlos y que no se llenen de más bacterias.

 

Fotografías: Pinterest.

 

 

Sé parte de nuestra comunidad