La guía definitiva para obtener una piel radiante

Lucir una piel radiante depende de muchos factores, así que no le dejes la responsabilidad de tu complexión a una sola crema. Añade estos trucos, productos y ‘tips’ de alimentación a tu rutina de belleza y tendrás una piel envidiable.

 

Productos

  • Exfoliante: Uno de los factores que impiden tener la piel radiante son los poros dilatados. Utilizar scrubs ayuda a reducir su tamaño, así como eliminar las células muertas y promover la correcta absorción de los tratamientos. Sólo recuerda hacerlo con cuidado y únicamente dos veces para no lastimar la piel.
  • Suero: Las fórmulas que entran en esta categoría se caracteriza por su ligereza y se han convertido en un básico gracias a la eficacia de sus fórmulas. El secreto recae en que contienen una concentración mas alta de activos que los otros tratamientos y deben aplicarse antes del humectante.
  • Hidratante: El segundo paso de la rutina posterior a la limpieza. Es indispensable su aplicación para tratar preocupaciones específicas de la piel además de prevenir el envejecimiento prematuro y la resequedad. Para obtener mejores resultados, aplica todas las mañanas y las noches.
  • Tratamiento: Un concentrado con retinol –derivado de la vitamina A– es muy efectivo para luchar contra las arrugas y las manchas. Los dermatólogos recomiendan utilizarlo por las noches, cuando la piel está en reposo para combatir la flacidez y optimizar la actividad de renovación celular natural de la dermis.
  • Bloqueador: Es esencial para protegerte de los rayos UVB y UVA. Mismos que son responsables de provocar daños a corto plazo como la aparición de manchas y a largo plazo, como arrugas y envejecimiento prematuro. Recuerda que los daños se acumulan con cada exposición al sol.

Alimentación

  • Es muy importante mantener una dieta sana, rica en frutas y verduras, así como grasas ‘buenas’ y proteína.
  • No abuses del azúcar, ya que consumirla en exceso puede causar acné y le resta luminosidad a la piel.
  • La hidratación de la piel no solo es tópica. Procura tomar por lo menos 2 litros de agua diariamente, así la hidratas desde adentro.
  • Si estás pasando por una etapa de mucho acné evita los lácteos, ya que contienen hormonas que estimulan la producción de grasa en los poros, provocando más granitos.

Trucos

  • Aplica tu crema hidratante cuando la piel todavía esté un poco húmeda. Esto permitirá que se absorba mejor. Al hacerlo, masajea ligeramente tu piel para estimularla.
  • No te toques la cara. Cada vez que te exprimes un granito, la piel se inflama y se enrojece, causando cicatrices. Mejor aplica productos que sean para el tratamiento localizado del acné.
  • Limpia tu celular. Todos los días acumula cientos de bacterias que pueden contaminar tu cara cada vez que hablas por teléfono.
  • Nunca olvides desmaquillarte antes de irte a dormir, ya que el maquillaje irrita tu piel, tapa los poros y provoca acné.
  • Limpia tus brochas de maquillaje por lo menos cada 2 semanas. Sólo tienes que mojarlas con agua tibia y enjuagarlas con shampoo (de preferencia de bebé).
  • ¡Duerme! Nuestro cuerpo se recupera por las noches produciendo colágeno, que mantiene la piel hidratada y firme, así que procura dormir entre 7 y 8 horas diarias.

 

 

Fotografías: Pinterest