El orden de los factores SÍ altera el resultado en tu piel

No es ninguna sorpresa que la rutina diaria de ‘skincare’ necesita de varios productos. Cada uno tiene una tarea específica y le brinda un beneficio a tu cara. Pero, ¿sabes cuál es el orden correcto que debes seguir y qué es lo que hace realmente cada fórmula? Nosotros te lo decimos.

Limpiador 

Ya sea en barra, gel o espuma la fórmula que elijas debe adaptarse a tu tipo de piel,  de lo contrario corres el riesgo de deshidratarla. Por las noches, después de desmaquillar, utiliza un limpiador facial moja un algodón con unas gotas de agua micelar para deshacerte de los restos de suciedad y maquillaje que el paso previo no haya podido eliminar. 

Gel de limpieza Effaclar, La Roche-Posay 

Tónico

Si no sabes para qué sirve, es una manera gentil de deshacerte de la grasa no deseada de la cara sin tener recurrir a productos que afecten a pieles sensibles.Cierra los poros dilatados y prepara la piel para recibir un tratamiento. 

 

Clarifying Lotion, Clinique

Suero para contorno de ojos

¿Sabías que la piel que rodea a los ojos es 4 veces más fina que la del resto de la cara? Por eso, es necesario consentirla con un suero hidratante. Éste te ayudará a desinflamar, combatir ojeras y te hará ver más despierta. Además, evita la aparición de los signos del envejecimiento prematuro.

Deep Hydration Firming Eye Serum, Tatcha

Suero facial 

Sin importar tu edad, trata de conseguir un buen suero. Es perfecto para tratar problemas específicos de cada tipo de piel, como la resequedad, manchas, falta de firmeza o luminosidad. Busca el que sea mejor para ti y aplícalo diariamente para ver sus espectaculares resultados.

Double Serum, Clarins 

 

Tratamientos para el acné

Si tienes la suerte de tener piel perfecta, ignora este paso. En cambio, si tiendes a presentar imperfecciones constantemente, aplica una fórmula específica para esta preocupación antes de rte a dormir; hará su trabajo mientras duermes, para que veas los efectos al día siguiente.

 Advanced Anti-Acne Cream, Epiology

Crema para contorno de ojos

Olvídate del mito que la crema para los ojos es para mujeres mayores, es la mejor manera de prevenir las patas de gallo. Sin embargo, si aún no quieres invertir en un tratamiento anti envejecimiento, es necesario que sepas de la importancia de mantener esta zona bien hidratada para que no se presenten líneas de expresión provocadas por la deshidratación.

Ginzing Refreshing Eye Cream, Origins

 Aceite facial

Este paso es opcional, pero sumamente recomendado para la rutina nocturna. Puedes recurrir a aceites esenciales, o bien uno específicamente diseñado para las necesidades de tu piel. Aunque no es la textura favorita de muchas, hemos de decir que la ligereza de los aceites permiten una mejor absorción de los activos. 

Aceite de Rosa Mosqueta, Natura Bissé

Crema hidratante

Ésta puede variar según el tipo de piel que tengas. Si eres más seca, busca una más untuosa, si tienes piel grasosa, busca una con acabado en gel. ¡Pero mantener tu piel hidratada es un paso que jamás deberías de saltar! 

L’Integral Anti Age Extra Riche, Sisleÿa

Bloqueador solar

Si puedes elegir una crema hidratante con SPF 30, mejor, pero jamás olvides de proteger tu piel de los rayos. Si quieres saber más sobre este paso, tenemos un artículo para tí aquí

Urban Environment Oil-Free UV Protector SPF 42, Shiseido 

Las fórmulas contienen distintos activos que funcionan para atacar diferentes necesidades de la piel, así también es importante mencionar que cada activo tiene un peso molecular específico que repercute en su nivel de absorción. Suena complicado, ¿cierto? Sin embargo lo único que te pedimos que memorices es el orden de la rutina y nosotros nos encargamos de lo demás.

Fotografías: Pinterest