Cover-lbeaute-agosto-2019-246x300

Spring-Summer 2019

Sé parte de nuestra comunidad

5 fórmulas caseras para blanquear los dientes

Pocas cosas hablan tanto de ti como tus dientes. Te decimos cómo blanquearlos de manera natural.

 

Sonreír o no sonreír, esa es la cuestión. No hay nada más incómodo que la sensación de tener dientes manchados o amarillos. La mayoría de los alimentos y bebidas, tienen pigmentos que con el tiempo, van cambiando el color natural de los dientes. Como es sabido, es necesario cepillar los dientes por lo menos dos veces al día por un mínimo de dos minutos pero la realidad es que, según lo afirman estudios científicos, una persona se cepilla los dientes durante únicamente 30 segundos en promedio y los movimientos que se realizan en ese tiempo, no son suficientes para lograr quitar toda la placa que se acumula durante las 24 horas del día.

 

 

Por ello, más allá de recurrir a un blanqueamiento con tu dentista, mantenerlos del color que deseas es un trabajo cuyo secreto es la constancia. Al igual que sigues con una rutina de belleza, es importante dedicarle la misma atención y cuidados a la higiene bucal. ¿Qué queremos decir con esto? Tener una sonrisa impecable requiere mucho más que un cepillo y pasta de dientes. Lo ideal es complementar tu rutina con hilo dental, enjuague bucal y tónico astringente. Además, existen varias fórmulas caseras que son fáciles de lograr y que te simplificarán la tarea. ¡Seguramente ya tienes todos los ingredientes en casa!

 

Jugo de limón + bicarbonato de sodio

 

Mezcla el zumo de medio limón con una cucharada de bicarbonato de sodio y úsalo durante una semana. Suspéndelo y vuelve a usarlo una vez al mes.

 

 

Carbón activado + agua

 

Cepilla en círculos pequeños y suaves durante 2 minutos y enjuaga.

 

 

Aceite de coco + bicarbonato de sodio

 

Además de ayudar a mantener el color natural de los dientes, sus propiedades ayudan a neutralizar los malos olores de la boca y reduce el riesgo de gingivitis.

 

Fresas + sal + bicarbonato de sodio

 

Las fresas funcionan como un limpiador natural porque contienen vitamina C y ácido málico, ambos componentes efectivos para quitar la placa y las manchas.

 

 

Aceite de naranja + cepillado regular

 

Es menos agresivo que el limón y tiene propiedades que blanquean los dientes de manera natural.

 

Fotografías: Istock y Pinterest