Diccionario de belleza: el eczema y la rosácea

El eczema y la rosácea son problemas comunes en la piel pero que como el acné, pueden impactar la vida de cualquier persona y convertirse en un problema de inseguridad. La buena noticia es que ambos pueden tratarse fácilmente y mantenerse bajo control. Sigue leyendo para saber de qué se trata cada condición y cómo tratarla.

ECZEMA

Se le llama eczema o dermatitis a la piel que este muy reseca, irritada y que provoca comezón. En casos extremos, la piel puede sangrar y desarrollar costras. Es una enfermedad genética o causada por alergias.

¿Se puede curar?
Aunque no existe una cura definitiva, hay tratamientos para tratar y controlar el problema. Se han realizado varios estudios para descubrir qué lo causa y por el momento, se ha encontrado que las personas que sufren de eczema suelen tener una deficiencia de filagrina, una proteína indispensable para la piel. Este descubrimiento es una gran avance para curar por completo esta enfermedad dermatológica.

¿Qué productos debo evitar si tengo eczema?
Cualquier producto que contenga astringentes, alcohol, acido glicólico o derivados del retinoide ya que resecan y lastiman la piel, empeorando el problema.

¿Alguna actividad que debo evitar?
Sudar puede aumentar las molestias causadas por el eczema como la comezón o las irritaciones. Si vas a hacer ejercicio, procura usar ropa de algodón, evita telas sintéticas como el nylon y báñate terminando tu workout para eliminar el sudor. Evita el agua muy caliente porque puede inflamar la piel y empeorar el eczema. Tampoco te rasques porque puedes sangrar o contraer una infección en la piel.

¿Qué productos puedo usar?
Debes evitar productos con fragancias irritantes. Si usas un jabón con aroma, cámbialo por jabon neutro o aceites de baño. En cuanto a la rutina facial de skincare, opta por cleansers e hidratantes sin fragancias ni parabenos.

Línea XeraCalm para piel con eczema de Avéne (precio en punto de venta).

ROSÁCEA

Se le llama rosácea a la piel que se enrojece fácilmente, desarrolla pápulas o ampollas y a veces se siente muy caliente o irritada. Es más común en mujeres que en hombres y en personas de tez blanca. También es una enfermedad genética pero no se sabe qué la causa exactamente.

¿Se puede curar?
Aunque no existe una cura definitiva, la rosácea puede tratarse con antibióticos, cremas y terapia de láser.

¿Qué productos debo evitar si tengo rosácea?
La rosácea sensibiliza la piel, así que evita toners, exfoliantes, cleansers abrasivos, mentol y retinoides.

¿Alguna actividad que debo evitar?
Los saunas y los cuartos de vapor son mala idea si sufres de rosácea porque calientan la piel y aumentan el enrojecimiento. El alcohol, el estrés y exposición al sol en exceso (broncearte) también pueden empeorar el problema.

¿Qué productos puedo usar?
Utiliza un limpiador facial y una crema hidratante antiinflamatoria, sin fragancia y para piel sensible. Si te vas a maquillar, aplica maquillaje sin parabenos ni alcohol. Una de las formas más eficientes para tratar la rosácea es la terapia de láser o luz pulsada, ya que el calor del láser ataca las venas dilatadas que provocan el enrojecimiento, disminuyendo su tamaño para eventualmente desaparecerlas. Sin embargo, es un tratamiento más caro y puede provocar dolor.

Línea Toleriane para piel sensible de La Roche-Posay (precio en punto de venta).

Si sospechas que sufres de eczema o rosácea, acude con un dermatólogo experto que te recomiende una rutina de skincare y los medicamentos necesarios para tratar el problema.

Tags:
, ,