Despídete del acné en 4 pasos

Esta condición de la piel afecta directamente las glándulas sebáceas del cutis, provocado principalmente por obstrucción de los poros. Y sí, eliminarlo es posible.

Para poder deshacerte por completo de los brotes de acné en el rostro es necesario detectar qué es lo que lo provoca. Pueden ser causas causas hormonales, dermatológicas o falta de higiene. Una vez detectada la razón es posible auxiliar al rostro y sus anticuerpos para disminuir la acumulación de grasa en el rostro, evitando así una obstrucción de los poros. La clave es optar siempre por productos que contengan ácido salicílico, ya que este es ideal para desaparecer cualquier imperfección.

1. Limpieza

Un rostro limpio es indispensable para poder tener un cutis libre de imperfecciones. Los factores en el medio ambiente y la contaminación, pueden ser causantes de los poros obstruidos, generando así la aparición de brotes de acné. Es fundamental limpiarlo correctamente, tomando en cuenta el tipo de piel que se tiene, siendo sensible, mixta o  grasa.

Face the Truth Gel Cleanser de Ole Henriksen

2. Exfoliar

Remover la piel muerta que se acumula en el rostro de manera natural es vital para permitir la regeneración de la misma y la absorción de los componentes de los tratamientos a aplicar posteriormente. El permitir su acumulación, junto con otros desechos que quedan en la capa superficial de la piel, pueden provocar un aumento en el acné, he ahí la importancia de exfoliar máximo dos veces a la semana; hacerlo en exceso puede resultar contraproducente.

Acne Face & Body Scrub de Peter Thomas Roth

3. Tonificar

Al finalizar los dos pasos anteriores, y una vez libre de impurezas, la mejor opción será aplicar un tónico, esto para cerrar los poros, creando un escudo protector en la dermis de factores que puedan provocar brotes de acné, grasa extra en la dermis o poros obstruidos, balanceando el pH de la piel reparando y preparando la piel. Es preferible optar por fórmulas aclarantes para emparejar el tono de la piel, desvanecer cicatrices y marcas, además de eliminar el enrojecimiento de la piel.

 Clarifying Toner de Murad

4. Proteger

Los rayos solares pueden dañar la piel si no se aplica un protector. Se debe optar por aplicar un protector solar  de por lo menos FPS 15. Una piel irritada y sensible es más propensa a tener imperfecciones. Al terminar de aplicar el paso anterior, en una rutina de día y antes de salir de casa, es necesario aplicar un protector solar, puede ser incluso con maquillaje fusionado con protector solar.

Super City Block Oil-Free Daily Face Protectant SPF 40 de Clinique

 

No olvides siempre mantener hidratada la piel, protegida de los rayos UV y nunca ir a dormir con maquillaje en el rostro.

Fotografías: Istock