Aceite de ricino: ¿Mejora o empeora el crecimiento de la ceja?

Existe una gran variedad de remedios naturales que pueden jugar a favor  del crecimiento natural de vello en las diferentes zonas del rostro, pero ¿qué sucede si aplicamos aceite de ricino en las cejas?

En la rutina de belleza de toda mujer, las cejas juegan un papel importante, ya que la forma de éstas puede cambiar muchos aspectos del rostro, pero ¿qué pasaría si te decimos que existe un remedio natural que ayuda a crecer o a eliminar el bello de la zona?

A este ‘mágico’ ingrediente, se le conoce como aceite de ricino y, debido a sus propiedades, se dice que es capaz de ayudar al crecimiento del bello de la ceja, por lo que tenerlas delgadas ya no será un problema, pero ¿cómo es posible que un aceite logre que esto suceda?

Este óleo es rico en ácido ricinoleico, mismo que estimula el crecimiento del cabello. Al aplicarlo, alimenta los folículos (incluso los que están ‘dormidos’) y penetra de manera profunda en la dermis, alimentando la raíz  y  mejorando la circulación sanguínea en la piel, lo que ayuda a proporcionar un mejor y más rápido crecimiento.

Este aceite se encuentra lleno de vitaminas necesarias para nuestro cuerpo, tiene un alto contenido de ácidos grasos, omega 6, vitamina E y otros minerales que ayudan a hidratar y estimular el crecimiento del cabello, incluso en zonas que creíste que ya jamas te saldrían. Aparte de los beneficios que este contiene para el crecimiento del pelo, mejora la circulación, elimina hongos, calma la inflamación y la dermatitis, cura el acné y cierra heridas reduciendo las bacterias. A pesar de todo esto,  no existe aún ninguna prueba que afirme que es bueno aplicarlo en la zona de las cejas.

Es importante aclarar que aunque éste sea un remedio natural, no quiere decir que no tenga efectos secundarios, ya que también existe la posibilidad de que los activos naturales causen irritaciones en la piel, lo que también podría provocar que en vez de que el bello crezca, se caiga. Por lo tanto, si eres fanática de los aceites naturales, como segunda opción te recomendamos utilizar aceite de almendras o de coco, ya que tienen casi las mismas propiedades que el aceite de ricino cuando se trata de hidratación y debido a sus vitaminas y minerales, fortalecen la ceja desde la raíz estimulando y promoviendo un crecimiento saludable.

¿Cómo aplicarlos?

Antes de dormir y después de haber realizado tu limpieza facial diaria, aplica alguno de estos dos aceites con la ayuda de un cotonete o un algodón, realiza suaves masajes circulares durante 30 segundos y deja que el producto absorba sin enjuagar, repite este tratamiento cada noche y poco a poco irás notando los cambios.

Fotografías: Istock