Cover-lbeaute-profile-april-2020-hair

Hair Issue – April 2020

¿El futuro de la belleza es libre de agua?

¿El futuro de la belleza es ‘waterless’?

rayita

Carla Díaz Katsicas

El consumo del agua continúa siendo una parte crucial de la conversación sobre sostenibilidad y en temas de belleza, no es una excepción.

Según las firmas de investigación de mercado Mintel y Statmark, en el 2030 el agua se considerará un lujo. Esta predicción puede sonar dramática, pero sin duda es un recordatorio de la crisis mundial en torno a la disminución de este recurso natural.

Diversos investigadores dedican horas de trabajo para crear conciencia tanto en las personas, como en las marcas de belleza e invitan a reconsiderar la dependencia que tienen algunas de ellas, al uso de este líquido indispensable para vivir. Afortunadamente, son muchas las firmas ya están actuando al respecto. Unilever por ejemplo, ha reducido en un 40% la extracción de agua relacionada con la fabricación de sus productos y L’Oréal tiene como objetivo cumplir con una reducción del 60% en el consumo de agua para cada producto terminado en diciembre de este año.

Así como las marcas de belleza están revaluando su dependencia del agua, nosotros también estamos obligados a hacerlo. A medida que el agua se convierte en un objeto del deseo, los impactos de su escasez cada día son más tangibles, por lo que seguir una rutina de belleza en la que se cuide el agua, es más importante que nunca.

LEE MÁS: Trietanolamina: friend or foe?

La calidad del agua y cómo afecta a la piel.

Durante la última década, se ha presentado un rápido descenso en la calidad del agua que usamos y consumimos. Además de aumentar los niveles de calcio, las nuevas formas de extracción involucran mayor contenido de metales y minerales. Recordemos que el agua con altos niveles de calcio se llama agua dura y puede ocasionar una serie de problemas en la piel. Algunos de ellos son reacciones químicas al mezclarse con los aceites naturales de la dermis, cambiando la consistencia, provocando resequedad y a su vez, obstruyendo los poros. Otra consecuencia son los radicales libres que además propician la descomposición del colágeno.

Beber agua y consumir alimentos ricos en ella puede ayudar a mantener los niveles óptimos de hidratación, pero tópicamente esta sustancia puede resecar la piel al eliminar estos lípidos protectores.

El agua y nuestros productos de belleza.

Basta con leer las etiquetas de la mayoría de nuestros beauty items favoritos para darnos cuenta de que el agua es uno de los primeros componentes enumerados. Por lo tanto, está en la concentración más alta, que representa hasta un 70% de la base de los productos. Según los expertos, ese porcentaje de agua a veces funciona como «relleno» y sirve para agregar volumen. Actualmente  los productos anhidros efectivos –o productos que no contienen agua– se presentan en varias formas como limpiadores, aceites hidratantes, mantecas corporales, sueros y hasta mascarillas. ¿La razón por la que tienen un funcionamiento óptimo? El equilibrio de ingredientes como ceramidas, ácidos grasos esenciales o polifenoles vegetales.

Los sueros de vitamina C también están libres de H20. La vitamina C es notoriamente inestable y puede ser menos efectiva cuando se combina con agua, una buena razón por la cual muchas marcas formulan sin ella.

¿Cómo desarrollar una rutina de belleza en la que se cuide el agua?

Dado a que la piel es hidrofílica y lipofílica, lo óptimo no es eliminar el agua por completo, sino poner especial atención a cómo la incorporamos a nuestra rutina.

El primer paso es buscar aliados de belleza con ingredientes hidrofílicos como ácidos y vitaminas solubles en agua. También se recomienda elegir productos bien formulados con ingredientes específicos como quelantes que se unan al calcio y eviten la reacción de los aceites de la piel. Esto ayudará a incorporar antioxidantes para proteger a la piel de los radicales libres. Finalmente, es importante ser conscientes de la cantidad de agua que usamos en general y tener en cuenta que incluso los productos como un bálsamo limpiador nutritivo o un aceite facial tienen huellas de agua.

Lo más importante, es simplificar nuestra rutina para usar menos productos en general. ¿La mejor lección? Cuando hablamos de de agua y belleza, menos es más.

“Si hay magia en este planeta, está contenida en el agua”.

— Loran Eisely

LEE MÁS: Algunas dudas frecuentes sobre los trastornos alimenticios

Estos son algunos de los mejores productos sin agua que podrás agregar a tu rutina. Tu piel y el planeta te lo agradecerán.

Vitamin C Suspension Cream, The Ordinary.

DESCUBRE: Los spas e institutos de Guerlain en el mundo

Fotografías: L’Beauté y cortesía de las marcas.