Cover-lbeaute-agosto-2019

Spring-Summer 2019

Sé parte de nuestra comunidad
ABDO BOUKHALIL

Beauté de la tête aux pieds

Existen ciertas cosas muy sencillas que puedes hacer hoy por tu piel y por tu cuerpo, que agradecerás en unos años, y que te harán cuestionarte por qué no empezaste antes.

Por Mercy Canales
Nos cuidamos mucho, estamos en dietas constantes, detox, probando nuevos sistemas de ejercicio, y hay una gran tendencia por los productos orgánicos. Los tratamientos cosméticos son un boom, y los dermatólogos y cirujanos tienen listas de espera para realizar los procedimientos más innovadores para alisar la piel, remover estrías, quitar manchas, nutrir, hidratar y brindar luminosidad. Y sí, todas estas son excelentes opciones para mantenernos hermosas y seguras de nosotras mismas, pero existen otras muy sencillas que puedes hacer diariamente y que ayudarán a que tu piel esté radiante y saludable de pies a cabeza.

Empieza con un té

En cuanto te levantes, antes de tu jugo verde o tu café, pon en marcha tu metabolismo de la mejor manera con con un producto libre de irritantes: el té. Al contrario del café que es adictivo y puede provocar ansiedad, o de un jugo verde que puede ser irritante y caer pesado, el té reduce el estrés y combinado con ciertos ingredientes, como el limón, puede alcalinizar tu cuerpo –aunque es una fruta ácida, en el contacto con el estómago actúa como neutralizador–. Existen muchas opciones para diferentes necesidades y sabores preferidos. El té verde es una gran fuente de antioxidantes que previene la oxidación de las células del cuerpo –muy importante para mantener la piel joven–, ayuda al sistema digestivo y estimula el metabolismo contribuyendo a la pérdida de peso. Además, contiene L-teanina, un aminoácido que puede contribuir a reducir los efectos negativos de la cafeína. Y si lo combinas con unas rodajas de jengibre, canela y un limón, estarás eliminando la acidez, promoviendo la eliminación de líquidos retenidos, te ayudará a mejorar la digestión, la circulación, a subir las defensas, a regular los niveles de azúcar en la sangre, entre muchos otros beneficios.

LEE MÁS: El óleo deseado

Aplica vitamina C

Este poderoso antioxidante no sólo te ayuda a tener las defensas altas, también es uno de los principales ingredientes en tratamientos faciales para lograr una piel radiante, uniforme y protegida. La vitamina C aplicada directamente en el rostro ayuda a emparejar el tono de la piel, a prevenir la pigmentación y a mejorar la textura. Además, brinda luminosidad e hidratación profunda combatiendo las líneas finas. Tratamientos con una concentración alta, del 12 al 17% de vitamina C –o Ácido Ascórbico, como se lee en las etiquetas–, son ideales para lograr estos resultados. El secreto está en la constancia y en aplicarlos con la piel limpia y de preferencia durante la noche, ya que es cuando las células de la piel se regeneran y no están en contacto directo con los rayos del sol.

Mucho aceite

Una piel hidratada es una piel saludable, y en algunas ocasiones podemos sentirla rígida y acartonada, por más crema que nos apliquemos. Los aceitas faciales y corporales son una excelente opción para darle un hermoso glow a tu piel, pero también para brindar máxima hidratación. Existen muchas opciones, pero por lo general, los aceites son extraídos de flores, plantas y frutos lo que los hace naturales y libres de químicos, muchos con un proceso de extracción orgánico. Entre nuestros favoritos se encuentran los de almendra, lavanda, rosa mosqueta y los cítricos, por sus propiedades hidratantes, relajantes y energizantes. Úsalos por todo tu cuerpo aplicándolos de abajo hacia arriba en movimientos ascendentes y circulares para así estimular el drenaje linfático y promover la circulación, logrando máxima absorción. Además de hidratar, nutrir y aportar luminosidad, muchos de estos te ayudan a prevenir y tratar estrías, a reducir la celulitis y a estimular la elasticidad de la piel. Para el rostro, aplica tres gotas y espárcelo perfectamente por toda tu cara y cuello antes de irte a dormir, notarás al día siguiente tu piel con una sensación súper suave, radiante y humectada.

Un poco de leche

Hay una tendencia muy fuerte de eliminar los lácteos de la dieta. Si tú eres una de las que cree en ella, no los tienes que suprimir por completo… de tu rutina de belleza. Las leches corporales benefician muchísimo la textura y comodidad de la piel por sus propiedades emolientes, calmantes e ingredientes humectantes. Para las pieles muy secas, que tienden a escamarse, a ponerse rojas y que dan picazón, tanto en la cara como en el cuerpo, las cremas, mascarillas, limpiadores, desmaquillantes y tónicos faciales serán una excelente opción para nutrir y brindar un acabado confortable.

LEE MÁS: Los 21 consejos de `skincare´que cambiarán tu vida

 

El poder del Om

Vivimos preocupadas por estar saludables y usar los mejores productos, pero ¿qué hay del interior? Cada vez estamos más conscientes de la importancia de darnos uno o varios breaks durante el día para ponerle pausa al estrés y a la ansiedad. Estos momentos de reflexión y meditación son esenciales para conservar la salud y, por supuesto, la paz mental. Está comprobado que la respiración consciente nivela la hormona del cortisol, liberada en respuesta al estrés, dándonos un mejor panorama en momentos de tensión. Para llevar estos momentos a un grado mayor de relajación, ten siempre a la mano un aceite esencial de lavanda que calma, relaja y balancea las emociones; de romero que estimula la claridad mental; de rosa o de naranja que ayudan como antidepresivos.

No te olvides del agua

La tenemos constantemente cerca, pero pasan las horas y de repente nos damos cuenta que no hemos tomado agua natural. La importancia de ingerirla es fundamental para el organismo, ya que le ayuda a cumplir funciones básicas, como oxigenar las células, regular la temperatura corporal y eliminar toxinas. Pero además de estos importantes beneficios, para la piel es súper importante el consumo de agua natural (no té ni aguas frescas) ya que ayuda a reponer los tejidos, le brinda elasticidad e hidratación, la desintoxica, reafirma, tonifica los músculos, reduce la aparición de arrugas, ayuda con problemas de acné y brinda una apariencia más fresca y descansada.
PROPIEDADES TERAPÉUTICAS
Utilizar agua de rosas dos veces al día te ayudará a reparar el daño celular y combatir las arrugas. Su alto contenido de vitamina C te servirá como antioxidante. Es ideal para pieles sensibles y secas.
L’Beauté recomienda: Rose Face Mask de Sephora.
BAÑO AL ESTILO CLEOPATRA
Las propiedades y nutrientes de la leche harán que tu piel se sienta más hidratada de inmediato. Si no deseas sumergir tu cuerpo al 100%, puedes poner una pequeña cantidad de leche en un algodón y aplicarlo en la cara por medio de palmaditas.
L’Beauté recomienda: Rose Quartz 2 en 1 Bubbly Wash & Bath Milk de Bath & Body Works.
FLOR ETERNA
La flor de Immortelle nunca se marchita. Su aceite esencial orgánico es rico en moléculas activas que penetran a profundidad y depositan activos anti-edad directamente a las células del rostro. Se funde maravillosamente en la piel gracias a su textura ligera y sedosa.
L’Beauté Recomienda: Divine Immortelle de L’Occitane.
ACEITE ESENCIAL CURATIVO
Además de su olor relajante, la lavanda cuenta con propiedades antiinflamatorias y que ayudan a calmar el dolor. También es efectiva cuando no se puede conciliar el sueño; coloca un saquito debajo de tu almohada, ¡amarás los resultados!
L’Beauté Recomienda: Shampoo y Acondicionador Lavander de Crabtree & Evelyn.

Fotografías: Cortesía de Pinterest y Abdo Boukhalil.