Sobre el envejecimiento del pelo (más allá de las canas)

Sobre el envejecimiento del pelo (más allá de las canas)

le soin noir

Pilar Turu

Como en todo, no hay recetas mágicas para detener el paso del tiempo, pero con los cuidados adecuados podemos ayudar a disminuir estos procesos al mínimo.

Hoy en día, poco se habla del envejecimiento capilar. Cuando hablamos de envejecimiento, se asocia especialmente a la piel pero al igual que pasa en la dermis, con el paso de los años el pelo también empieza a mostrar signos que van más allá de las canas. El pelo va cambiando desde su volumen, elasticidad, densidad, brillo; se vuelve más fino, y crece menos. Este, es un hecho que afecta tanto a hombres como a mujeres.  

En las mujeres, el envejecimiento del pelo empieza aproximadamente a los 35 años, causado principalmente por cambios hormonales. A partir de los 40 años, antes de la menopausia, se producen menos estrógenos, hormonas que tienen un efecto muy positivo en el ciclo del pelo. Es así, que la bajada de estrógenos produce una pérdida del grosor y disminuye la densidad capilar, por lo que se enreda con más facilidad, está más frágil y se rompe.

También hay cambios de pigmento natural que ocurren en el cabello a medida que envejece. Las células pigmentarias dejan de producir tanto pigmento y, por ejemplo, el cabello castaño que alguna vez fue denso, se vuelve delgado, fino y gris. 

Como en todo, no hay recetas mágicas para detener el paso del tiempo, pero con los cuidados adecuados podemos ayudar a disminuir estos procesos al mínimo.

El envejecimiento puede ocurrir por dos factores principales:

1. Internos: El estrés, la falta de vitaminas, algunos medicamentos, la genética, cambios biológicos y más.

2. Externos: La contaminación, los tintes, la exposición al sol, los tratamientos químicos, el calor excesivo que ocurre a través de herramientas como las planchas o secadoras, el cigarro.

Un pelo maduro o con signos de envejecimiento, es más difícil de cuidar diariamente. Se vuelve más seco y aparecen las puntas abiertas. Pero no todo está perdido… te compartimos los siguientes consejos para rejuvenecer la melena o evitar que envejezca más temprano de lo que debería:

  1. Lávalo con menos frecuencia. La frecuencia con la que te lavas el pelo en realidad, depende del tipo de pelo que tengas. Independientemente a ello, lavarlo con demasiada frecuencia puede hacer que el cabello se seque y se vuelva quebradizo. 
  2. Usa acondicionadores. Aplicar acondicionador es esencial para mantener el pelo sano e hidratado; agrega humedad, repone el brillo y los aceites naturales perdidos durante el lavado. 
  3. Elige los productos adecuados. Si decides teñirte las canas, busca acudir siempre con un profesional, ya que asó podrá determinar el tinte más seguro para ti y el que te ayude cuidar tu melena. 
  4. Pon descansos entre tus peinados con herramientas de calor. No las uses todos los días, para darle tiempo a tu pelo a recuperarse del daño que provocan; si son básicas en tu vida, entonces aplica un protector de calor siempre.
  5. Aliméntate de forma equilibrada y si es necesario, pide información sobre qué vitaminas podrían ayudarte. El hierro es imprescindible para que el oxígeno llegue al folículo piloso y esté bien nutrido. También, el cobre, zinc y la vitamina B6. O la keratina, por ejemplo, se encuentra en alimentos como el brócoli, espinacas, lentejas o garbanzos. ¡Inclúyelos en tu dieta!
  6. Usa los productos adecuados. Evita los productos que contengan sustancias químicas, como parabenos y sulfatos, y no olvides usar productos para el cabello que contengan protección solar.
  7. Consulta los efectos secundarios de tus medicinas con tu médico. Pregunta a tu médico si alguno de los medicamentos que tomas interfieren con el crecimiento o la caída del cabello y pídele consejos sobre cómo ayudar a contrarrestar los efectos negativos; algunos medicamentos pueden causar el desprendimiento de las fibras más finas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por L’BEAUTÉ (@lbeautemx)