May 2021 — ‘The Art of Beauty’ SS21

— Print Issue

Where Beauty And Fashion Meet

La razón por la que tu postura afecta a tu piel

postura

La razón por la que tu postura afecta a tu piel

María Aurora Macías

Existen muchos factores que fomentan el envejecimiento de la piel, pero ¿sabías de la relación que tiene la postura corporal con su cuidado?

Entender al cuerpo humano como un todo y no por partes, es una de las claves para el bienestar general, ya que todo está conectado internamente y zonas de el que probablemente no sabías que tienen relación, terminan por estar más vinculadas de lo esperado. Éste es el caso del rostro, la terapeuta y facialista Yvette Pons, es la creadora de un tipo de terapia facial que abarca zonas del cuerpo, aparte del rostro, que contribuyen a su bienestar y conservación.

Explica la especialista que la postura tanto del cuello como de otras partes del cuerpo tienen una influencia directa con el tono muscular del rostro, este puede intervenir con su envejecimiento, que aunque es un proceso natural, puede ir empeorando paulatinamente si la postura es incorrecta.

Que tanto afecta la postura corporal a la dermis depende de la morfología con la que se nace, pero en términos generales, se estima un rango de afectación de entre ocho a diez años en la calidad de la piel. El proceso del masaje no inicia por la cara, sino que se trabajan distintas zonas del cuerpo, como las caderas, hasta llegar a la propia cara.

LEE MÁS: Beneficios de los ejercicios hipopresivos según experta

postura

«Si respetamos la ley de la fisiología y de la anatomía y cuidamos el cuello, el tórax, los hombros y toda la postura corporal, conseguiremos retrasar y ralentizar el envejecimiento facial. De la misma manera, cuando tratamos localmente el rostro con tratamientos localizados, el resultado no será del todo exitoso si paralelamente no incidimos sobre la biomecánica corporal»

— Yvette Pons

Entender la relación entre la postura y la dermis de la cara puede ser confusa, por lo que la especialista da un ejemplo y explica cómo el tercio inferior del rostro está relacionado a la tensión abdominal. La manera en como se entrelazan es debido a la conexión del abdomen con los pectorales y estos a la aponeurosis pectoral, en donde se encuentra el músculo llamado platina del cuello que tiene su parte superior encima del borde mandibular. Toda la tensión acumulada en esta cadena termina por afectar la respiración diafragmática y a los músculos del cuello que son los responsables de sostener el tercio inferior del rostro, ocasionando que esta tensión jale los músculos de la cara, provocando flacidez y descolgamiento. Así que para devolver la elasticidad y prevenir su flacidez, se trabajan desde el abdomen.

LEE MÁS: Así es cómo afecta la ansiedad a tu piel

Para llevar a cabo la terapia, la especialista se centra en cuatro puntos clave: la buena elasticidad de los isquios (músculos que se extienden a lo largo de la parte posterior del muslo), buena postura en la columna y cuello, buena respiración diafragmática y la apertura del músculo pectoral menor junto con los hombros.

La higiene postural es algo que se debe trabajar diariamente, la terapia es una muy buena alternativa, ya que tras una sola sesión los resultados pueden ser visibles, pero el estar consciente de como esta perjudica la dermis es de vital importancia para su cuidado. Se recomienda practicar pilates y yoga dinámico, actividades que favorecen la buena postura y tener en cuenta que el bienestar parte de pequeños hábitos diarios.

DESCUBRE: Conoce el método japonés para tonificar los glúteos

Fotografías: Rodrigo Palma

postura