Categories

‘Behind every scent’: los clásicos aromas

‘Behind every scent’: los clásicos aromas

‘Behind every scent’: los clásicos aromas

le soin noir

Fotografías de David Franco

Por Begoña Arce

Una selección de fragancias empapan la evolución de la cristalería y los años dorados del siglo XX, característicos en estética y finura. El nacimiento de esencias que inundan la piel y la envuelven con notas florales, amaderadas o frutales, en frascos que evocan el coiffeuse de las abuelas.

Un acercamiento a las casas más emblemáticas, representadas por nombres que guardan los selectos jugos de la temporada. Estando guardados desde sus inicios dentro de la cristalería más fina de la época, adoptando tendencias en diseño, y denominados hoy como los clásicos aromas contemporáneos.

H24 Eau de Toilette, Hermès. Bvlgari Man Terrae Essence Eau de Parfum, Bvlgari. Phantom Eau de Toilette, Paco Rabanne. Kenzo Homme Eau de Toilette Intense, Kenzo.

El cuádruple de fragancias que se impregnarán en las pieles masculinas se conforman por fórmulas profundas, amaderadas y sofisticadas. Encajando cada una, con una personalidad diferente y tomando como punto de partida la estética de los frascos; los cuales representan la combinación de notas que guardan y la funcionalidad de cada uno.

Pasando ya a los clásicos aromas femeninos, damos inicio a un recorrido aromático por los emblemáticos frascos vistos en vitrinas. Una trilogía que se representada al lado derecho por las gotas de una alta concentración de la familia olfativa floral, la tendencia en fragancias que simboliza los olores modernos.

L’interdit Eau De Parfum Rouge, Givenchy. Sicily Eau De Parfum, Dolce & Gabbana. Giungle Di Seta Eau De Parfum, Salvatore Ferragamo.
Vanilla Diorama, Christian Dior. Moro Di Venezia, Tiziana Terenzi.

Siguiendo la historia con la dualidad de las fragancias conocidas por su excepcional curaduría, una delicada destilación provenientes de la madera y la vainilla que crean los perfumes más selectos y lujosos de la temporada bajo los conocidos Tiziana Terenzi y Christian Dior.

Libre Eau De Parfum, Yves Saint Laurent Beauty. Miss Dior Eau De Parfum, Dior. Symphony Collección Les Extraits Por Frank Gehry, Louis Vuitton. Bella Essence Eau De Parfum, Oscar De La Renta.

Cuatro narices, encargadas de representar por medio de la cristalería una abstracta combinación de notas que le dan vida a las fragancias elegidas para inundarnos con los must del año. Cada frasco, le da vida a un proceso de creatividad e inspiración, los cuales involucran artistas como el caso de Frank Gehry, arquitecto encargado de moldear la botella para Luis Vuitton; o el icónico Miss Dior con un tallaje de pata de gallo sobre el frasco que guarda el concentrado de capulí.

LEE MÁS: El aroma del fuego

Pivoine Suzhou, Armani Privé. Voce Viva Eau De Parfum, Valentino. Angel Nova Eau De Parfum, Mugler.

Una revolución estética que nos transporta a las botellas de los aromas clásicos de la modernidad, comenzando con la reconstrucción del frasco que guarda Angel de Mugler; los minimalistas acabas que contrastan con la fragancia de Armani y los efectos sobre la cristalería de Voce Viva de Valentino para emitir sonido.

Por último, describimos las finas paredes de cristal que envuelven a la tercia de jugos monocromáticos dignos de rociar sobre la piel, que por más de tener un común denominador en material de construcción. Modelan un contraste de botellas que comienzan desde los años 20’s con la llegada de CHANEL Nº5, cumpliendo este año su primer centenario.

Ambrette 9 Eau De Parfum, Le Labo. Nº5 Eau De Parfum, Chanel. Luxuriance Colección Rivières, Cartier.

Encuentra aquí The Icons Book.