Baños de hielo: conoce sus beneficios para la salud

Baños de hielo: conoce sus beneficios para la salud

le soin noir

Pilar Turu

Desde mejorar tu sueño hasta recuperar tus músculos después de un arduo entrenamiento. Esto (y más) es lo que puede conseguir la hidroterapia fría en unos minutos.

Lele Pons, Lady Gaga, Madonna, Brie Larsson, Alyssa Milano o Cristiano Ronaldo -uno de los primeros deportistas que habló sobre esta práctica para la recuperación muscular- son algunas de las celebrities que se han confirmado adictas a los baños de agua helada por sus múltiples beneficios. E incluso, se rumora que entre las modelos los baños de hielo son una práctica que se hace antes de salir a la pasarela. A continuación, te contamos todo lo que debes saber sobre esta práctica que promete ser la favorita del 2022.

¿En qué consisten estos baños? En sumergir el cuerpo poco a poco en una bañera de agua con hielo o extremadamente fría. También conocido como hidroterapia fría, es una forma de fisioterapia que se lleva utilizando desde la época de los griegos, quienes ya se beneficiaban de sus propiedades con fines médicos y también espirituales.

Entre sus beneficios, se le atribuyen controlar la subida de temperatura corporal causada por el ejercicio, reducir la inflamación e hinchazón muscular después de hacer deporte o disminuir los niveles de estrés, ya que fomenta la relajación. Te contamos más.

1. Facilitan el enfriamiento del cuerpo. Cuando las temperaturas son altas, o si te afecta mucho hacer ejercicio cuando hace calor y humedad, un baño de hielo permitirá que tu cuerpo se enfríe rápidamente después del entrenamiento.

2. Refuerza tu sistema inmune. El agua fría ayuda a aumentar el recuento de glóbulos blancos porque el cuerpo se ve obligado a reaccionar ante las condiciones cambiantes. Con el tiempo, tu cuerpo se puede volver mejor en la activación de sus defensas.

3. Reducen el dolor muscular. En un estudio publicado en el Journal of Physiology, se comparó el uso de baños de hielo con la recuperación activa para reducir el dolor muscular después de hacer ejercicio. En el estudio se señala que el frío se utiliza a menudo para reducir el flujo sanguíneo en los músculos con el fin de limitar la inflamación, la hinchazón y el daño a las fibras musculares.

4. Puede ayudarte a bajar de peso al aumentar la tasa metabólica y al estimular la generación de tejido graso marrón, que sí quema calorías.

5. Al activar el sistema nervioso central, puedes sentir menor fatiga y dormir mejor. En un estudio realizado, se descubrió que la inmersión en agua fría de todo el cuerpo (incluida la cabeza) reducía la agitación corporal y mejoraba algunas mediciones del sueño durante la primera parte de la noche.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Lady Gaga (@ladygaga)

6. Mejora tu circulación y te puede ayudar a minimizar la celulitis. Ante la exposición al frío nuestro ritmo cardiaco aumenta y se contraen nuestros vasos sanguíneos. Es así que la sangre viaja con mayor velocidad y mejora con ello la circulación al todo nuestro cuerpo.

7. Puede mejorar nuestro estado de ánimo. El choque térmico que se produce entre nuestra temperatura corporal y el agua fría hace que se estimule la producción en el cerebro de la noradrenalina. Esta es la responsable que de que se produzca una activación y con ello se produzcan una serie de beneficios asociados a la lucha contra la ansiedad, el estrés y un mejor humor.

 

Pero, aunque las ventajas son múltiples, puede que de entrada, no te parezca una experiencia agradable… e incluso, mal controlada, podría llegar a ser peligrosa, por lo que siempre hay que intentar realizarlos bajo supervisión profesional y respetar el máximo de 15 minutos recomendados. Incluso, los principiantes comienzan con inmersiones de segundos antes de aumentar el tiempo del desafío. ¿Te atreves?

 

LEE MÁS: ¿Lavarte el pelo cada tercer día? Estos son los beneficios de hacerlo