¿Sabes qué pasa si no lavas tus brochas de maquillaje?

Probablemente estás olvidando hacer una de las prácticas más importantes del maquillaje lavar las brochas descubre por qué es necesario. 

Sabemos que son muy pocas las mujeres que tienen la costumbre. de lavar las brochas de maquillaje. Las demás no lo hacen nunca o no con la regularidad que deberían de hacerlo. Por ello, nos dimos a la tarea de demostrarte por qué que si eres del segundo grupo de mujeres, estás cometiendo un error.

La razón principal por la que deberías de lavar las brochas que usas a la hora de maquillarte es porque las cerdas  pueden ser un foco de bacterias. Esto es porque están en contacto con la piel y los productos de maquillaje; entonces diario se va acumulando suciedad en el interior, abriéndole las puertas a las bacterias a tener un nuevo hogar. Esto podría llegar a ocasionar reacciones poco agradables en la piel de la cara como imperfecciones, alergias o irritación.

Muchas veces usamos el mejor limpiador facial en la noche y en el día para darle a nuestra piel el cuidado que necesita. Pero esto no sirve de nada si día con día vas a usar una brocha sucia. La piel de la cara es una de la zonas más delicadas y una de las que más tenemos que cuidar de todo nuestro cuerpo. Pero será en vano usar los mejores productos faciales si no vamos a hacer una de las prácticas más importantes que es lavar las brochas de maquillaje.

Si después de leer esto te convenciste de adoptar esta práctica, te damos una breve guía:

Lo único que necesitas es agua, jabón en barra y alguna superficie que tenga textura. Humedece tu brocha, y después da unas pinceladas al jabón en barra (sí el típico que se usa para lavar la ropa) para volver a ponerla bajo el agua quitando los residuos del producto. Todo esto tienes que hacerlo dándole a la brocha una dirección horizontal para evitar que el chorro de agua caiga directamente en el interior de la brocha. Después, quítale todos los residuos que le quedan dando pinceladas en la palma de tu mano o en uno de los utensilios especiales para limpiar las brochas. Lo único que debes de tomar en cuenta es que esta superficie tiene que tener alguna textura par que se vaya saliendo el color y los residuos. Cuando estén completamente limpias déjalas secar. Lo ideal sería que lavaras tus brochas cada 15 días, pero si no lo vas a hacer, mínimo que sea una vez al mes.

Otro dato importante es que sepas que existen varias marcas que tienen sprays limpiadores de brochas que son más fáciles de usar. Lo único que tienes que hacer es aplicar el spray justo después de haber usado tu brocha y dejarla secar unos minutos.

The Cleanse: Daily Brush Cleaner de Sephora Collection

¡Ya no hay pretextos para no darle un cuidado perfecto a tu piel y a tus utensilios de belleza!

Crédito de foto: Vanity Planet