El cuidado del pelo a través de los años

Generación tras generación, los secretos para conseguir una melena envidiable se han ido innovando con el paso de los años. Sin embargo, existen cuidados que seguirán siendo fundamentales por  mucho.

Abarcando millones de posibilidades para cada tipo de pelo, los cuidados se han transformado en cuanto a las necesidades de cada persona, así como también la tecnología ha afectado en gran mayoría a la estructura capilar de una saludable melena. En si el calor y los químicos, han cambiado completamente la forma cuidar la salud del cuero cabelludo.

1940-1950

Siendo el glamour un esencial para la vida, proyectar una imagen sexy y elegante se convirtió en el objetivo de la época; el mantener una melena en orden y peinada era la prioridad. Es por eso que los cuidados para mantener el brillo y la vida del peinado eran vitales. Elegían un spray fijador que mantuviera arriba el look todo el día. Al empezar la revolución de las mujeres trabajadoras, era esencial cubrirse el pelo con un pañuelo, con el fin de evitar que algún producto o químico cayera sobre los peinados y los arruinara, además de que el viento las despeinara. El lavar el cuero cabelludo era cuestión de cada tres días, con la finalidad de siempre mantenerse con un hairstyle impecable.

 

1960-1970

Encontrando un cambio cultural impactante en esta etapa, el descuido de la salud del pelo fue notorio. El rol del ama de casa perfecta era el objetivo principal, con ello necesitaban lograr un peinado perfecto sin importar el qué se aplicaran. Las mujeres usaban exceso de fijadores y crepé, lo cuál deterioraba poco a poco las fibras del pelo. Por otro lado, gracias a este declive en el cuidado del cuero cabelludo, nacieron las mascarillas caseras intensivas y naturales con hierbas y plantas para contrarrestar los efectos de los químicos aplicados. Además se implementó el uso de pelucas, con el fin de sumar mucho más volumen a los peinados.

1980- 1990

Parecería que el uso de químicos, como los permanentes y los fijadores, aplicados sobre el pelo con calor y sin protección era lo del momento. En esa época casi no se tenía conciencia del daño que un crepé le causa las fibras capilares. Por otro lado, en los 90’s, se empezó a incrementar el uso de los tratamientos en ampolletas, los cuales se aplicaban en los salones de belleza cada vez que se realizaban un corte. Además los cosméticos como gel, crema para peinar y shampoos se implementan con activos para ayudar en necesidades tales como el crecimiento del pelo e incremento de volumen y forma.

Actualidad

Hoy en día se ha hecho una enorme conciencia en cuanto al daño que se le puede causar por muchos factores, desde la falta de protección de calor, la contaminación y los rayos UV. Actualmente conocemos las night masks, las mascarillas para la ducha, los tratamientos capilares como la keratina, entre otros. Toda la tecnología con la que ahora contamos nos ayuda para poder trate los problemas específicos que se tengan.

Es importante siempre mantener un cuidado del pelo constante para poder siempre mostrar la mejor versión de ti misma.

Fotografías: Pinterest