Cover-lbeaute-julio-2019

Spring-Summer 2019

Sé parte de nuestra comunidad

Los 8 errores que estás cometiendo al maquillarte

Elegir una base de maquillaje diferente al tono de la piel, aplicar demasiado bronzer y quedar naranja, usar lipstick y pintar los dientes, ¡nadie se salva! Te decimos los ocho errores de maquillaje.

1. Usar el tono equivocado de base y corrector

Todas hemos cometido este error en algún punto, pero escoger el tono correcto de base y concealer es muy fácil. Pruébate los dos tonos que más se asemejen a tu piel sobre el área de la mandíbula y después párate en frente de un espejo, bajo la luz natural para ver cuál luce mejor. Mucha gente se prueba los productos en la mano, pero no es la manera ideal ya que el tono de nuestras manos no siempre es igual que el de la cara. Para evitar el temido cake face o acentuar las líneas de expresión, lo mejor es ir de menos a más, aplícalo en pequeños toques para que se funda perfectamente en la cara.

Studio Waterweight SPF 30 Foundation de MAC.

2. Lipstick en los dientes

Un lipstick oscuro, ya sea rojo o vino, le queda bien a todos los tonos de piel. Pero un error común es que se manchen los dientes después de aplicarlo. Para evitar esto, introduce el dedo índice en la boca y rodéalo con los labios, quitando el color que puede manchar tu sonrisa.

Pop Lip en Cherry Pop de Clinique.

3. No limpiar tus brochas

Aunque no se trate del maquillaje en sí, utilizar brochas sucias puede causar acné y no permite que los productos funcionen bien. Limpia tus herramientas cada dos semanas, enjuágalas con agua tibia y shampoo de bebé o un producto especializado para no maltratarlas.

Makeup Brush Cleaner de Cinema Secrets.

4. Aplicar demasiado bronzer

La función del bronzer es dar sombra para favorecer los rasgos de tu cara. Pero no caigas en la tentación de  escoger un color muy oscuro, un bronzer debe ser uno o dos tonos más oscuros que la piel. Al momento de aplicarlo, concéntrate en la frente, la parte baja de los pómulos y la mandíbula. Si vas a llevar un escote, recuerda maquillar el cuello y el pecho para lograr un tono uniforme.

Bronzing Powder de Tom Ford.

5. Olvidar el primer

Tomarte el tiempo necesario para aplicar primer y preparar a la piel hace toda la diferencia en tu maquillaje. Este producto va antes de la base y, además de hidratar la piel, aumentará la duración de tu makeup.

Under(cover) Perfecting Coconut Face Primer de Marc Jacobs Beauty.

6. Maquillar las cejas en un tono más oscuro

El objetivo de maquillar las cejas es resaltar su forma natural para abrir la mirada. Pero hay que elegir tonos parecidos al color natural del pelo para no endurecer las facciones. Lo ideal es escoger un tono más claro que tu pelo. Si eres rubia, uno con matices cálidos como un taupe o café claro queda perfecto; las brunettes o de pelo negro deben utilizar un marrón oscuro (nunca el negro) y para las pelirrojas, los tonos cálidos y rojizos como el caoba son ideales.

The Estée Edit More Than Brows en Rich Brown de Estée Lauder.

7. Aplicar capas excesivas de rímel

Muchas veces “menos es más” y, en el caso del rímel, esta frase tiene razón. Pensamos que si aplicamos más producto en las pestañas, éstas lucirán más largas y voluminosas, pero sólo lograremos que se apelmacen y queden smudgy. La clave está en cuidar la aplicación, coloca el cepillo en la base de las pestañas y bárrelas hacia arriba, en zigzag, hasta llegar a las puntas. Con una o dos capas será suficiente.

Perversion Mascara de Urban Decay.

8. No cuidar la piel

De nada sirve tener una buena rutina de maquillaje con los mejores productos si no tienes una piel sana. Al maquillar la piel seca, los productos no se mezclan bien y sólo resaltan la resequedad. Debes cuidarla, hidratarla, exfoliarla y por supuesto, desmaquillarte todas las noches. Estos pasos son clave para lucir impactante.

No olvides mantener tu piel humectada y protegida del sol.

Fotografías: Pinterest

Sé parte de nuestra comunidad