Categories

The Boss: VALERIE MESSIKA, un imperio de alto brillo

The Boss: VALERIE MESSIKA, un imperio de alto brillo

THE BOSS

VALERIE MESSIKA,
un imperio de alto brillo

le soin noir

fotografía ANA PAULA LARREA protagonista VALERIE MESSIKA realización y entrevista NATALIE ROTERMAN

Una mujer de mucho carácter y claridad que, desde muy chica, supo que quería seguir los pasos de su padre, el reconocido dealer de diamantes, André Messika. En esta plática nos explica cómo nació la marca, cuál es su inspiración al diseñar y cuáles han sido los momentos clave que han puesto a Messika Jewelry en lo más alto.

L’BEAUTÉ: ¿Cuál es tu primer recuerdo con un diamante?
VALERIE MESSIKA: De hecho, tengo mucha suerte porque mi primer recuerdo con un diamante fue en mi niñez con mi padre; los traía a la casa y yo jugaba a que estas piedras eran mis anillos en la sala de mi casa.

LB: ¿De ahí viene tu inspiración?
VM: Sin duda. Esto se me quedó, aunque de forma inconsciente, y es por eso que quise crear joyería muy delicada y ligera en la que los diamantes siempre estuvieran en movimiento o ‘flotando’.

LB: ¿Cuándo supiste que querías seguir los pasos de tu padre y entrar a la industria joyera?
VM: Pues, no era tan pequeña. Comencé a trabajar con él y a los tres o cuatro años le dije que había algo que faltaba en la industria; que yo, personalmente, no encontraba joyería para mí. Salía a ver lo que había en las joyerías de Place Vendôm y todo me parecía ‘pesado’ y convencional. Yo tenía 23 o 24 años y simplemente no encontraba algo que se llevara con mi estilo. De ahí surgió mi idea de crear joyería con diamantes para generaciones más jóvenes y no competir con otras marcas de joyería, sino entrar al mundo de la moda. Tal vez en lugar de comprarte a ti misma unos zapatos o una bolsa de lujo, ¿por qué no una pieza de joyería y stylearte con diamantes? Esta joyería la puedes usar con jeans y una t-shirt, todos los días, también.

LB: ¿Cuál dirías que es el lujo más grande que alguien puede tener hoy en día?
VM: Creo que hoy todos, en cualquier industria, llevamos un ritmo de vida aceleradísimo, y el verdadero lujo es tener tiempo de calidad para ti mismo y para los que amas.

LB: ¿Qué joya crees que toda mujer se debería de regalar a sí misma?
VM: Depende mucho de tu estilo y tus gustos, pero yo diría que unos aretes, porque estarán junto a tu cara y hoy está de moda juntarlos con muchos otros aretes.

LB: ¿Y qué pieza de joyería te pones todos los días?
VM: Las pulseras que diseñé en honor a mis dos hijas; no me las quito.

LB: Vemos a tantas mujeres fuertes e importantes usando la marca en momentos clave de su carrera, como Rihanna en el show de medio tiempo del Super Bowl. ¿Qué ha significado esto para ti?
VM: Ha sido increíble. Ver a mujeres amplificando el mensaje de la marca, empoderadas y en control de su narrativa. Rihanna en el Superbowl, Beyoncé en París, señalando a la Mona Lisa.

LB: ¿Cuál es el mejor consejo (de negocios) que has recibido?

VM: Cuando iba a empezar mi marca, me dijo: “quédate en diamantes, no intentes entrar en otros caminos que no son tu expertise, esto es tu legado y tus raíces. Y en segundo lugar, encuentra tu propio estilo y no lo mezcles con el de otras marcas; sigue tu camino y la gente se va a enamorar de tu marca por ser diferente y única”.

LB: Metal favorito:
VM: Por supuesto el oro. El color depende de la inspiración de cada colección. El año pasado usé mucho amarillo para una colección inspirada en la civilización egipcia. Pero también creo que para dar la ilusión óptica de diamantes flotantes, el oro blanco es mejor.

LB: Piedra favorita que no sea diamante:
VM: Esmeraldas; me encantan.

LB: Si no fueras diseñadora de joyas, serías:
VM: Me fascina el diseño de interiores, pero lo más seguro es que estaría en algo de moda.