The Boss: ORQUÍDEA ALBURQUERQUE, obsesión por la belleza

THE BOSS

ORQUÍDEA ALBURQUERQUE, obsesión por la belleza

le soin noir

fotografía ABRIL MARTINEZ protagonista ORQUÍDEA ALBURQUERQUE realización y entrevista INÉS ABOUCHARD maquillaje VICENTE MONTOYA para YSL BEAUTY pelo FRANCISCO FÉLIX para KÉRASTASE Agradecimiento especial al HOTEL ANDAZ MEXICO CITY CONDESA

Orquídea es una apasionada de todo lo que es bello. Desde lo abstracto del tejido de una prenda de vestir, hasta una pieza de arte, pasando indiscutiblemente por la industria de la cual ha hecho su actual profesión: el cuidado de la piel. 

En el “Love Your Skin Issue” hablamos con una de las conocedoras de belleza más prominentes acerca de su trayectoria profesional y cómo llegó a lo que ella llama the dream job.

L’BEAUTÉ: ¿Cómo presentarías a Orquídea Alburquerque?
ORQUÍDEA ALBURQUERQUE: Me presentaría como una mujer entregada completamente a lo que le gusta. Alguien que no puede vivir sin escuchar música o ver cine. Que es perfeccionista —para bien y para mal—, y alguien que por accidente descubrió que le encanta el skincare.

LB: ¿Dónde reside tu pasión por la moda y por la belleza?
OA: Me atrajo desde pequeña. Devorar revistas de moda comenzó como un pasatiempo y pronto se fue convirtiendo en una pasión. Empecé a ver la moda como un arte y una forma de crear belleza. Ahora que estoy en la industria de la belleza, lo que me mueve, es ayudar a fomentar una educación sobre el cuidado de la piel, más allá de lo estético, una piel sana, con todo y sus imperfecciones y peculiaridades, es bella.

LB: ¿Qué te apasiona de tu profesión?
OA: Saber que los productos de las marcas que comunico pueden cambiar la vida de las personas. Ya sea proteger la piel del sol, tratar pieles con condiciones especiales, o acercar personas a que visiten a un dermatólogo; me encanta saber que contribuyo a que la gente se sienta bien en su piel.  

LB: ¿Qué eventos te llevaron a elegirla?
OA: Creo que se puso en mi camino. Trabajé en el mundo editorial por unos años y me llenaba de felicidad poder compartir mi amor por la moda con quien disfrutara leernos. En ese momento la belleza empezó a llamar mi atención. Ahí fue donde aprendí que podía cuidar mi piel. Siempre me ha encantado crear contenido y escribir historias, y ahora en lugar de hacer contenido sobre algún diseñador o sobre alguna colección, lo hago con skincare. Hay mucho detrás de un producto de belleza, investigación, ciencia, ingredientes, fórmulas y… ¡Me fascina comunicarlo! 

LB: ¿Cuál ha sido un punto de inflexión que ha marcado tu carrera hasta ahora?
OA: Trabajar en una revista de moda, contar historias y estar con un equipo maravilloso que hablaba el mismo idioma creativo, que me ayudó a definir a la Orquídea que soy hoy. Aprendí que se tiene que trabajar en equipo y que siempre hay que hacer las cosas bien; aprendí a intentarlo hasta hacerlo bien. También aprendí a defender mi punto de vista, —que a lo mejor puede ser diferente o puede tener otra visión de las cosas que alguien más tiene—, pero que alguien allá afuera lo va a apreciar tanto o más que tú.

LB: ¿Qué o quién te inspira?
OA: ¡Muchas cosas y personas! Mi mamá sin duda en primer lugar, una mujer a la que nunca se le ha cerrado el mundo. Alguien que siempre ve el lado bueno de las cosas, que siempre tiene una sonrisa y que me ha impulsado a demostrar que se puede. De manera visual siempre me ha inspirado el cine. Me inspira una fotografía, una pieza de arte, un buen libro. En la profesión que estoy ahorita, me inspira saber que la investigación y la ciencia pueden cambiar la piel. Una buena conversación con mis amigos siempre me aporta algo e incluso yo misma, en ese constante descubrimiento personal (entre risas), trato de encontrar inspiración en el día a día.

LB: ¿Cómo te cuidas física, mental y espiritualmente?
OA: Físicamente con ejercicio. Justamente empecé a hacer pilates, lo cual estoy disfrutando mucho y termino cada clase muy feliz. Mentalmente, hacer ejercicios de respiración consciente y la inmersión en hielo me han ayudado a calmar mi ansiedad. Estoy descubriendo el journaling, algo que no había hecho antes, pero que ayuda muchísimo a poner todas las ideas que tengo en la cabeza sobre papel, además de que me gusta mucho escribir, por lo que creo que me viene bien. Finalmente tomar una cerveza o unos buenos mezcales con mis amigos, gente que quiere estar conmigo y con la que yo disfruto mucho estar.

LB: ¿Cuál dirías que es tu mayor extravagancia?
OA: El skincare es mi mayor extravagancia. Haber incluido el retinol de SkinCeuticals en mi rutina es lo mejor que le ha pasado a mi piel.

LB: ¿Qué es algo bello para ti?
OA: Encuentro belleza en muchos elementos cotidianos. Desde una canción, una buena foto, la manera en la que entra la luz de sol a mi sala, hacer reír a alguien y ver esa sonrisa. Creo que algo bello va desde objetos hasta personas.

LB: Tienes un sentido de la estética muy particular, ¿cómo la describirías?
OA: La describiría como un estilo en el que las texturas y los detalles de los objetos me llaman la atención. Un estilo donde no hay mucho color (el blanco y negro reinan) y donde entre más sencillas y limpias sean las cosas, mejor para mí. 

LB: Para ti, ¿qué es el verdadero lujo?
OA: Hoy en día creo que estar en paz conmigo misma es un verdadero lujo.

LB: ¿Qué te obsesiona?
OA: Me obsesiona el orden, me obsesiona mi trabajo, —nuevamente, para bien o para mal—, el cine y la música. En realidad me obsesionan todas estas artes visuales que me pueden inspirar. 

LB: ¿Si tuvieras que reinventarte, ¿a qué dedicarías tu tiempo?

OA: Dedicaría mi tiempo a estudiar historia del arte. Quizás dejaría la ciudad y me mudaría a la playa sin preocupación alguna, rodeada de libros y música.

LB: ¿De quién heredaste tu gusto musical?
OA: De mi papá. Él me enseñó a muchos de los artistas que hoy admiro y es algo que desde pequeña creó un vínculo muy fuerte entre los dos.

LB: Sé que tu artista favorito es Gustavo Cerati, ¿cuál es tu canción predilecta?
OA: ¡Sí! Puedo escucharlo todo el tiempo. Su disco Bocanada siempre me pone en un estado de tranquilidad. Y sobre la canción, escogería: “Fue” (de Soda Stereo), incluso es una palabra que me quiero tatuar. Un recuerdo constante que no se puede cambiar el pasado y hay que aceptarlo.

LB: ¿Cuál es esa meta o sueño que aún tienes por cumplir?

OA: Seguir viajando, recorrer el mundo, descubrir nuevos lugares y comer delicioso. Y por la parte profesional, seguir abriendo ese camino hacia la educación sobre los productos dermocosméticos en México. Hay mucha gente que ve al dermatólogo como un lujo cuando es una necesidad básica. La piel es el órgano más grande que tenemos, así que dejar mi huella en esta industria es algo que todavía quiero seguir haciendo y ser parte de esa evolución… I’m holding on to it.