3 meses para un vientre plano

Lograr tener un vientre ‘flat’ es cuestión de tiempo y de recurrir a las técnicas correctas. 

 

 

3 meses antes

 

90 días son el punto de partida perfecto para poner a prueba cualquier régimen alimenticio o de acondicionamiento físico. Cuanto antes sea el comienzo, los resultados serán más visibles durante esas vacaciones o celebración especial. El ejercicio básico para eliminar la grasa del abdomen es la torsión. Manteniendo las caderas orientadas hacia el frente y los brazos levantados hacia un lado para que queden paralelos al suelo, empuja el cuerpo hacia adelante. Realiza abdominales girando el torso sobre la pierna delantera, manteniendo las manos hacia los lados y el cuerpo erguido con el pecho levantado y los hombros relajados. Gira de nuevo y regresa a la posición inicial. Repite 10 veces, cambia de pierna. Este ejercicio sirve como complemento para cualquier rutina de ejercicio.

 

1 mes antes

 

La clave 30 días antes es trabajar en mejorar la salud intestinal. La hinchazón podría ser reflejo de una intolerancia a los alimentos. Toma en cuenta que los irritantes más comunes de los alimentos son los lácteos, el azúcar, el trigo y los carbohidratos. Por eso es básico tomar en cuenta todo lo que ingieres. ¿Te sientes bien?Si es así, entonces continúa con tu rutina. Si no, piensa en alternativas. También es recomendable agregar suplementos y probióticos para ayudar a calmar la inflamación, estimular el sistema inmunológico y eliminar las toxina. Todo esto ayudará a tener un vientre plano.

 

 

2 semanas antes

 

Combina tus entrenamientos favoritos. Ya sea que un día hagas boxeo, otro pilates y al siguiente yoga o indoor cycling. Alternarlos te inspirará a mover el cuerpo de diferentes maneras. La fórmula perfecta es hacer ejercicios cardiovasculares con peso corporal para tonificar. A estas alturas, evita los abdominales para no perjudicar la columna vertebral. Los expertos en fitness recomiendan hacer ejercicios enfocados en la tonificación abdominal que trabajen para alargar y tonificar toda el área central, incluida la espalda.

 

1 semana antes

 

Elimina de tu dieta la cafeína, el azúcar refinada, alcohol y los alimentos procesados. Esto ayudará a que tu intestino se equilibre por completo, dándote un estómago más plano.

 

 

 

 

 

Fotografías: Freepik