¿Qué pasa si comes de 8 a 8?

La importancia de tener una buena salud intestinal lleva consigo muchos beneficios. Sin embargo a la hora de cuidarse se puede volver un poco confuso, no necesariamente gozar de una buena alimentación debe de ser difícil.

Uno de los trucos más famosos para cuidar la salud del intestino es empezar siguiendo esta única regla de alimentación: comer de 8 AM a 8 PM solamente. Pero, ¿Qué es lo que pasa realmente si sólo comes durante 12 horas al día? Un estudio afirma que puedes mejorar el sistema inmune, e incluso hasta la capacidad para perder peso.

Intenta restringir tus comidas dentro de un periodo de 12 horas. Los estudios demuestran que cambiar cuando comes, al igual que cambiar lo que consumes,  puede ser beneficioso en términos de pérdida de peso, equilibrar el nivel de azúcar en sangre y mejorar la salud de tu microbioma intestinal. Si das un descanso a tus bacterias intestinales, fomentas el crecimiento de otras nuevas que ayudan a limpiar el intestino.

Algo que debes evitar es comer y ver la televisión al mismo tiempo, ya que los nutriólogos dicen que es totalmente perjudicial para el organismo. Es comprobado que es el factor principal de obesidad y sobrepeso en la mayoría de los jóvenes. La televisión hace que comamos sin ver las porciones y muchas veces por distracción superan el limite.

Realmente no es algo difícil porque se supone que deberías dormir ocho de esas 12 horas. Puede que tu vida cotidiana se interponga en tu camino, pero solo tienes que intentar desayunar a las 8 de la mañana y terminar de cenar sobre las 8 de la noche. Es algo factible para la mayoría de nosotros ya que  las investigaciones indican que es bueno en términos de longevidad. Tiene sentido si nos centramos en los estudios, es parecido a dormir: igual que damos un descanso al cerebro, hemos de dárselo al intestino.

Muchas personas se privan de la cena pensando que no van a subir de peso, pero la realidad es que es muy importante ya que con ella equilibramos el metabolismo . Lo importante de esto es cenar lo adecuado, sin grasas y ligero. Si consumes alimentos dulces o grasosos lo más probable es que no puedas dormir bien y que generes enfermedades estomacales o diabetes.

Este es un método que ha sido porobado y que tiene muy buenos resultados si se practica a corto plazo. Es recomendable que después de intentar este régimen se debe seguir una pequeña dieta para que el cuerpo no tenga el famoso efecto de rebote. Si al principio se cumple el objetivo y se notan cambios, una buena opción es  iniciar con 8 horas de ayuno hasta llegar a las 12  sólo algunos días a la semana.

Pruébala para confirmar sus resultados.

Fotografías: Pinterest