Cover-lbeaute-agosto-2019-246x300

Spring-Summer 2019

Sé parte de nuestra comunidad
fasting

Lunch time, la ciencia detrás del fasting

La importancia de tener una buena salud intestinal lleva consigo muchos beneficios. Sin embargo, a la hora de cuidarnos el exceso de información puede volverse un poco confuso. El ayuno intermitente o fasting es un método efectivo y sencillo que facilita la tarea.

Uno de los trucos más populares para cuidar la salud del intestino es el ayuno intermitente o fasting. La regla es muy sencilla: consumir alimentos durante un periodo que no sobrepase las 8 horas, es decir, hacer tres comidas al día en un lapso que inicie de las 12pm a las 8pm estrictamente.

LEE MÁS: Adiós al ‘bloating’ con 5 alimentos

Pero, ¿Qué es lo que pasa realmente si sólo comes durante 8 horas al día?

Los alimentos que comemos se descomponen por enzimas en nuestro intestino y eventualmente terminan como moléculas en nuestro torrente sanguíneo. Los carbohidratos, en particular los azúcares y los granos refinados ( harinas blancas, el arroz, etcétera), se descomponen rápidamente en azúcar, que nuestras células utilizan como energía. Si nuestras células no usan todo, lo almacenan en células grasas. Además el azúcar sólo puede entrar en nuestras células con insulina, una hormona producida en el páncreas. La insulina aporta azúcar y alimenta a las células grasas manteniéndolas en áreas localizadas.

fasting

Restringir las comidas dentro de un periodo de ocho horas demuestra que cambia el proceso digestivo, convirtiéndose en una práctica beneficiosa en términos de pérdida de peso ya que equilibra el nivel de azúcar en sangre y mejora la salud de la microbioma intestinal.

En resumen, si das un descanso a tus bacterias intestinales, fomentas el crecimiento de nuevos microorganismos que ayudan a limpiar el intestino grueso.

fasting

“There is evidence to suggest that the circadian rhythm fasting approach, where meals are restricted to an eight to 10-hour period of the daytime, is effective”, -Dr. Deborah Wexler, Director of the Massachusetts General Hospital Diabetes Center.

fasting

LEE MÁS: Pegan Diet: La clave para comer sano y perder peso

Realmente no es algo difícil ya que el cuerpo humano debe de dormir ocho de esas 12 horas. Puede que tu vida cotidiana se interponga en tu camino, sin embargo, únicamente tienes que intentar ayunar una parte de la mañana y comenzar a consumir alimentos sólidos a partir de las 12 del día, para terminar de cenar al rededor las 8 de la noche. Para la mayoría de la población es una acción factible ya que las investigaciones indican que es bueno en términos de longevidad. Tiene sentido si nos centramos en los estudios que indican que es parecido a dormir: igual que damos un descanso al cerebro, hemos de dárselo al intestino.

fasting

Muchas personas se privan de la cena bajo la idea de bajar de peso, pero la realidad es que esta comida es primordial ya que con ella se equilibra el metabolismo. Lo importante es hacerlo adecuadamente, sin grasas y ligero. Al consumir alimentos altos en azúcares o grasas el cuerpo no los procesa adecuadamente, transformandose directamente en grasa, especialmente mientras dormimos.

fasting

Este método para bajar de peso está probado por la universidad de Harvard y asegura excelentes resultados a corto plazo. Es recomendable que después de intentar este régimen, gradualmente se aumenten las horas de ayuno hasta llegar a 12 horas algunos días a la semana.

Pruébala para confirmar sus resultados.

DESCUBRE: ¿Ácido en gotas para el rostro? 

Fotografías: Pinterest