Gucci abre The Gucci Garden en Florencia: Una experiencia interactiva y llena de vida

La firma italiana extiende su repertorio gastronómico en el elegante Palazzo della Mercanzia en Florencia.

Gucci Garden está dedicado a la exploración de la creatividad ecléctica que yace en el corazón de la firma y esta diseñado por Alessandro Michele, el Director Creativo de Gucci. Contiene una amplia gama de piezas de colecciones que se remontan a los orígenes florentinos de la Casa en 1921, y se combinan junto con obras más recientes, objetos de interés, arte efímero y contemporáneo.

El nombre Gucci Garden (Jardín de Gucci) se eligió no solo porque la estética de la Casa incorpora de forma muy creativa referencias al mundo natural de las plantas, las flores y los animales, sino también por su significado metafórico.

“El jardín es real, pero pertenece sobre todo al reino de la mente, poblado por plantas y animales: como la serpiente, que se desliza por doquier y, en cierto sentido, simboliza un comienzo y un regreso perpetuos”, comenta Alessandro Michele.

Gucci Garden cuenta la historia de la Casa al fusionar el pasado con el presente. En los dos pisos de la Galería Gucci Garden se exhibe ropa, accesorios, instalaciones de video, trabajos de arte, documentos y artefactos, organizados por temas.

Se invitó a amigos de la firma como los artistas Jayde Fish, Trevor Andrew (también conocido como Gucci Ghost) y Coco Capitán a decorar muros, y sus obras se encuentran junto al papel tapiz hecho de tela con estampado Gucci y un gigantesco retrato ecuestre al óleo del siglo XIX denominado “Fantino con bambina” (Jinete con niña) pintado por Domenico Induno.

Alessandro Michele nombró curadora y crítica a María Luisa Frisa, directora del curso de Licenciatura en Diseño de Modas y en Artes Multimedia en la Universidad IUAV de Venecia, para que trabaje con él en la organización de la Galería Gucci Garden. Ella explica que deliberadamente no existe cronología alguna en las obras exhibidas, que mezclan con creatividad objetos y contenido de video por todas partes.

“Decidimos hacer del espacio un laboratorio donde tienes todos los elementos necesarios para experimentar creativamente –comenta–. En las salas vemos la pasión de Gucci por la flora y la fauna expresada mediante prendas vintage y actuales, estatuillas de plata de animales hechas por la Compañía en la década de 1950 y la obra de arte original de Vittorio Accornero, a quien se le encargó que creara el estampado Gucci Flora en 1966”.

Ella explica que todos los diseñadores de Gucci, incluyendo a Alessandro Michele, están representados allí. “El pasado es parte esencial del presente en Gucci, lo cual encaja a la perfección con la mentalidad de Alessandro sobre la Marca y, de hecho, con su actitud hacia Florencia, el hogar de Gucci, que él percibe como una ciudad donde la historia sigue viva”.

Para mantener el espíritu de colaboración creativa que abarca Gucci Garden, se invitó al chef Massimo Bottura a abrir un restaurante íntimo en la planta baja: Gucci Osteria. Bottura cuenta con fama internacional gracias a su Osteria Francescana galardonada con tres estrellas Michelin.

Para Gucci Garden ha creado un menú completamente nuevo que aprovecha las influencias adquiridas durante sus viajes y las aplica a la cocina italiana. “Al viajar por el mundo, nuestra cocina interactúa con todo lo que ve, oye y prueba”, señala Bottura. Y añade: “Con los ojos bien abiertos, buscamos lo inesperado… el siguiente estallido”. El menú incluirá platos italianos icónicos y giros conceptuales en los platillos clásicos para lograr una experiencia gastronómica.

La planta baja de Gucci Garden es donde estarán disponibles productos exclusivamente diseñados para Gucci Garden, los cuales no estarán a la venta en ninguna otra tienda de Gucci. Estos productos incluyen zapatos y bolsos hechos de materiales especiales, abrigos y faldas de brocado y diversas creaciones únicas, tales como las chamarras bomber de seda que muestran la letra gótica de Gucci Garden.

Gucci Garden rinde un homenaje a la ciudad de Florencia y expresa un amor por el trabajo hecho a mano y por el trabajo artesanal que rememora los orígenes mercantiles del palacio y la historia de trabajo artesanal de la Casa. La mitad del precio del boleto de entrada a la Galería Gucci Garden de 8 euros se donará para apoyar los proyectos de restauración de la ciudad de Florencia.