Categories

Hello Hello, my new brow!

Hello Hello, my new brow!

Hello Hello, my new brow!

le soin noir

L'Beauté

Dale la bienvenida a un nuevo par de cejas en el lugar dedicado a formarlas, peinarlas y manipularlas para darle un ‘boost’ a tu rostro

Hello Hello es un estudio especializado en cejas y pestañas fundado por Danielle, quien forma parte de la comunidad LGBTQI+ y ha forjado su pasión por la estética desde hace unos años, encargada de darle a mis cejas un beauty boost.

Fue hace unas semanas cuando conocí este espacio acogedor en Reforma, desde el momento en el que das unos pasos fuera del elevador te encuentras con unas puertas de cristal que te dan la bienvenida a Hello Hello y donde me encontré con Danielle para iniciar una deep talk que duró todo el tratamiento.

Una vez que nos conocimos pasé a una camilla morada para que ella misma aplicara sobre mis cejas el tratamiento Oh My Brows, el cual tiene una duración de aproximadamente una hora y media. Está conformado por tres pasos, el diseño, la depilación y finalmente el laminado para mantenerlas peinadas con esta tendencia que tanto vemos caminar por las calles. Dicho esto, puedes agendar cualquiera de sus servicios como el Do My Lashes o Boss Girl por medio de su página web y eligiendo fecha y horario para asistir a Hello Hello.

Danielle dio inició con el diseño, recalcando algunas zonas clave para manipular cada pelo y después pasar a la depilación. En esta fase, limpio todo el contorno de las hormas de mi cara y rebajó la extensión de cada folículo. Mientras podaba esta zona, fue inevitable intercambiar palabras donde conocí la historia de Hello Hello y su pasión por la estética desde pequeña. Así como el comienzo de su transición, con una presencia muy humana y abierta a compartirme su historia con la cual me quedé con una lección ‘tú eres tú prioridad, haz lo que te haga feliz’.

Terminó la depilación con hilo y dio inicio a los próximos pasos para lograr el brow lamination, durante el proceso sentí un ligero hormigueo que me acompaño durante 45 minutos. Una vez que terminamos peinó mis cejas y llegaron las nuevas, que, aunque no tengo un estilo poblado, pude percibir a la perfección la arquitectura de cada folículo en el arco del ojo con una dirección hacia arriba y terminando con una ligera curva.

Comentamos la importancia de tener una brow structure y cómo esto puede transformar la estructura del rostro. Para terminar escuche las instrucciones de las próximas horas, como no mojar la zona en un día y tratarlas con crema hidratante, así como peinarlas con un cepillo de cerdas especializadas el cual me encantó y es mi aliado de cada día.

Así que unos minutos después salí nuevamente por la puerta de cristal, dejando atrás una experiencia que vale la pena probar, haciendo de este proceso una rica beauty experience en mis cejas llena de lecciones de vida.

Fotografías: L’Beauté.