Categories

¿Tu ‘bodycare routine’ debería de ser parecida a tu rutina de ‘skincare’?

¿Tu ‘bodycare routine’ debería de ser parecida a tu rutina de ‘skincare’?

¿Tu ‘bodycare routine’ debería de ser parecida a tu rutina de ‘skincare’?

Sofía Zuckermann

Es cierto, dedicamos mucho tiempo y esfuerzo a nuestra rutina de ‘skincare’ para lograr una piel radiante sin imperfecciones. Incorporamos limpiadores, cremas hidratantes, contornos de ojos y, a veces, incluso aceites. Sin embargo, ¿por qué no mostramos la misma disciplina y constancia con nuestra ‘bodycare routine’? ¿Deberíamos hacerlo?

La piel de nuestro cuerpo merece tanto amor y atención como la de nuestra cara. A menudo, olvidamos que es el órgano más grande que poseemos y está expuesto diariamente a factores ambientales, como el sol, los cambios climáticos y la contaminación, que pueden afectar su salud y apariencia.

Una bodycare routine consistente puede hacer maravillas. Al igual que con el skincare, es importante limpiarla, exfoliarla y sobretodo, hidratarla. Te decimos cómo mantener tu piel, suave y flexible:

Capítulo uno: clean and clear

La limpieza es el pilar de cualquier rutina de cuidado de la piel. Es el primer paso esencial para eliminar todas las impurezas y residuos que se acumulan a lo largo del día, preparando así el lienzo perfecto para que los ingredientes activos puedan trabajar de manera óptima y brindar los máximos beneficios a nuestra piel.

Nuestro must have: Aceite de ducha de almendra de L’Occitane

Capítulo tres: hidrata, brilla y elimina imperfecciones

Los sueros para cuerpo sí existen y es un paso que no puede faltar en tu rutina, ¿por qué? Estos están formulados con una mayor concentración de ingredientes activos que pueden absorver eficientemente las capas más profundas de la piel.

Para hidratar:

El uso de sueros es una excelente manera de hidratar, proteger y nutrir la piel, especialmente cuando se eligen productos que contienen activos como ácido hialurónicoceramidas o péptidos. Estos ingredientes son clave para proporcionar una hidratación profunda y efectiva, penetrando en las capas más profundas de la piel.

Para brillar:

Si buscas proteger tu piel y obtener un brillo irresistible, la respuesta es simple: Vitamina C. Este antioxidante es uno de nuestros activos favoritos, ya que su acción consiste en neutralizar los radicales libres, protegiendo tu piel de cualquier adversidad que pueda dañarla, (como si fuera un escudo protector combatiendo los rayos UV y la contaminación). Además tiene una gran capacidad de estimula la producción de colágeno, lo que ayuda a mantener la elasticidad y la firmeza de la piel otorgando un glow inigualable.

Nuestro must have: Resurfacing body serum de Tata Harper

Para eliminar imperfecciones:

En ocasiones, es posible que nos encontremos con acné u otras imperfecciones en el cuerpo que desearíamos eliminar. En esos momentos, encontrar sueros que contengan ácido salicílico puede ser una excelente opción. Este activo es conocido por su eficacia para combatir el acné y las bacterias que lo causan, ya que tiene una gran capacidad de penetrar en los poros y eliminar las impurezas.

LEER MÁS:¿Qué limpiador usar según tu tipo de piel?

Capítulo dos: scrub it away

La exfoliación es uno de los pilares más importantes en una rutina de bodycare, ya que permite eliminar impurezas y las células muertas de la piel. Existen diversas formas de lograrlo, cada una con sus propios beneficios.

Exfoliantes químicos

Los exfoliantes químicos son unas de las tendencias más grandes del mundo del beauty; estos se encuentra en limpiadores, sueros o cremas corporales. Estos productos contienen ingredientes como ácidos AHA o BHA que disuelven suavemente las células muertas de la piel promoviendo la renovación celular; el resultado de una piel suave y glowy.

Exfoliante clásico:

Este método es el más común en el cual se utilizan partículas abrasivas para eliminar las impurezas y las células muertas de la piel. Te recomendamos que hagas esta práctica entre dos o tres veces a la semana ya que si lo excedes podrías dañar la barrera cutánea (la capa más externa de la piel, que protege tu cuerpo del daño ambiental).

Nuestro must haveBody Scrub de Le Labo

Cepillado en seco:

Existe la opción de cepillar la piel en seco, una técnica que va más allá de la exfoliación al ayudar a activar el sistema linfático y mejorar la circulación sanguínea. Al hacer estos movimientos suaves y de forma circular, se estimula la eliminación de toxinas promoviendo un aspecto radiante y saludable.

Capítulo cuatro: glaze it

La hidratación de la piel es un paso innegociable, independientemente del tipo de piel que tengamos. Una crema o aceite hidratante no solo protege la piel, sino que la nutre profundamente, proporcionándole la flexibilidad y la vitalidad que necesita, mientras ayuda a retrasar el proceso de envejecimiento reduciendo la probabilidad de que aparezcan estrías y celulitis. Es un gesto de cuidado que se traduce en una forma inconfundible de selflove.

Nuestro must have: Sili Body Lotion de Drunk Elephant