Categories

The Lab Room, el destino para tratar la piel

The Lab Room, el destino para tratar la piel

The Lab Room, el destino para tratar la piel

le soin noir

L'Beauté

Un espacio acogedor que guarda los mejores tratamientos faciales en Madrid con productos hechos a base de extractos naturales y plantas.

The Lab Room abrió sus puertas en 1999 por Mónica Ceño, un multiespacio ubicado en Madrid, con los mejores tratamientos y cosméticos con un auge que lo convirtió en uno de los beauty hot spots de la ciudad. En 2004 nace The Lab Room Beauty Collection, una línea cosmética creada con ingredientes naturales y diseñada para cualquier género que dentro de su rutina esté cuidar la piel.

Ubicado en la calle Claudio Coello, los escaparates que te reciben en The Lab Room muestran las múltiples fórmulas que hay para tratar la piel, posando mascarillas, sueros, hidratantes, productos para el cuerpo, pelo e infinitas opciones más.

Lo primero que ves al abrir la puerta de acero típica de Madrid, es un elegante recibidor donde puedes esperar minutos antes de pasar a cualquier servicio como un facial, manicure o depilación de ceja. Este espacio se convierte en toda una cátedra donde se pueden probar todos los productos e incluirlos en los próximos tratamientos.

Pasaron unos minutos y Pamela me guío escaleras abajo hacia la cabina donde viviría esta experiencia. Conociendo un área íntima en The Lab Room donde mi alrededor estaba lleno de detalles como un candelabro, espejos spots para mani y pedi, y dos puertas para los múltiples tratamientos.

La selección fue una limpieza profunda, donde cada paso le daba lugar a una de las fórmulas de la colección cosmética que produce la marca y vive en Madrid desde hace más de diez años.

«Estos son mis must que debes llevarte; Floral Facial Cleanser, Lavender Detox Mask y Beauty Boost Serum

— Begoña Arce

Esta experiencia empezó con la leche limpiadora para remover impurezas y dejar la cara limpia, su textura es suave, ligera y rica en activos que se recomienda aplicar sobre pieles sensibles. Después pasamos a la extracción, donde Pamela me dio algunos tips para evitar puntos negros y disimular los poros. Una vez que terminó, una mascarilla exfoliante de lavanda cubrió mi piel haciendo un detox profundo a nivel molecular y sintiendo un ligero picor mientras esta hacia su trabajo. Con dos pads húmedos, Pam retiró este tratamiento y pasó a crear un layering con la colección cosmética The Lab Room en el que por capas aplicó sueros e hidratantes dependiendo su densidad. Logrando revitalizar las células, estimular la producción de colágeno y dejar una hidratación profunda en la piel.

Sin duda una experiencia única vivida en Madrid que recomendaría a toda persona que esté en la ciudad de los gatos y quiera consentir su piel.

+INFO

le soin noir

Sitio Web

le soin noir

Dirección

Claudio Coello 13bis, Madrid.

le soin noir

Fotografías: L’Beauté.