Sí a los productos fermentados en la rutina de ‘skincare’

Sí a los productos fermentados en la rutina de ‘skincare’

le soin noir

María Aurora Macías

Desde el vino hasta el kimchi, descubre a los que podrían ser los nuevos integrantes en el mundo del ‘beauty’ gracias a sus beneficios y a todo eso que que pueden hacer por la piel.

¿Por qué optar por este proceso?

La fermentación en un laboratorio aprovecha los microorganismos –así como las bacterias– para descomponer los ingredientes para el cuidado de la piel en diferentes compuestos.

La comida fermentada contiene probióticos que ayudan con la salud intestinal. Sin embargo, en la industria de la belleza estos alimentos están ganando fuerza debido a que este tipo de alimentos pueden hacer maravillas en la piel. Por ello, cada día es más fácil verlos presentes en humectantes, tónicos y sueros.

Definitivamente los probióticos son muy favorables para la salud en términos generales, pero en cuanto a la piel, ¿qué beneficios le aporta para que se esté volviendo tan viral? Antes que nada, los ingredientes fermentados que son utilizados para el cuidado de la piel, provienen de la naturaleza, sin embargo no todos son plantas. Los hongos fermentados, por ejemplo, tienen propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antibacterianas. También la raíz de ginseng fermentado y extracto de arroz fermentado, son una gran solución para suavizar las arrugas.

LEE MÁS: Tested & Approved: la máxima hidratación de Clinique

fermentado

La opción idónea para el cuidado de la piel

La fermentación es la manera que tiene la ciencia de hacer más pequeños los ingredientes mediante una pistola de rayos, con la posibilidad de que esos aliados descompuestos penetren en la piel de una mejor manera, entre más pequeñas sean estos, tienen una mayor absorción. Pero no es solo que los ingredientes fermentados para el cuidado de la piel puedan penetrar mejor, según algunos estudios, estos productos podrían funcionar de una forma mucho más efectiva.

Los productos de skincare fermentado aumentan la potencia de los ingredientes, además, la fermentación puede ser útil para el microbioma de la piel, ya que puede generar probióticos o posbióticos en forma de péptidos, ácidos y enzimas, que son altamente benéficos para fortalecer la barrera de la piel y, como resultado, reducir el potencial de inflamación y sensibilidad del cutis.

LEE MÁS: Cuatro sueros, cuatro necesidades con La Roche-Posay

Los químicos que fermentan productos botánicos buscan hacer que los ingredientes naturales para el cuidado de la piel sean más potentes y capaces de penetrar mejor en el cutis. Lo que es bastante útil para las personas con piel sensible, ya que muchos de ellos que contienen fermento de lactobacillus brindan un efecto calmante que fortalece la capacidad de la piel para defenderse de los agresores.

Próximamente este tipo de skincare se estará viendo en las vitrinas de las tiendas de beauty cada vez más, por estás razones recomendamos que se incluya en las rutinas para gozar de sus beneficios.

DESCUBRE: ‘The Urban Beauty’ se rinde ante la nueva fórmula de Sisley

Fotografías: Pinterest.