Categories

La Roche-Posay, la historia detrás del agua milagrosa

La Roche-Posay, la historia detrás del agua milagrosa

La Roche-Posay, la historia detrás del agua milagrosa

le soin noir

L'Beauté

Viajamos a París junto a la firma dermocosmética, La Roche-Posay para conocer su próximo lanzamiento y visitar el lugar de origen del agua termal del cual toma su nombre y donde conocimos acerca de sus inicios e historia.

Por más de 600 años el selenio contenido en el agua termal de La Roche-Posay ha extendido su fama a través del mundo. El descubrimiento de las poderosas propiedades detrás del agua termal de La Roche-Posay se remonta a 1400. Cuenta una leyenda que durante una guerra un soldado, de nombre Bertrand Du Guesclin, se encontraba débil junto a su caballo en la zona cuando descubrió las propiedades curativas de los minerales contenidos en el agua de un manantial, mismo que hoy en día es el Centro Termal La Roche-Posay.

 

Gracias a Pierre Milón, médico de Enrique IV y Luis XIII, quien acudió al pueblo donde de nueva cuenta corroboró la leyenda al realizar análisis de agua, se encontró con un agua termal naturalmente rica en selenio, confirmando que el contenido en sales minerales y oligoelementos aportan al agua propiedades únicas para el cuidado de la piel, calmantes y antioxidantes.

 

LEE MÁS: Doble limpieza: el método que cambiará tus hábitos de skincare

Es por ello que a principios del siglo XIX, Napoleón Bonaparte, a su regreso de Egipto, hizo construir un hospital termal en La Roche-Posay para tratar las enfermedades de la piel de sus soldados.

 

En 1897 el manantial fue reconocido oficialmente por la Academia Francesa de Medicina, para más tarde, en 1905 se inaugurar el primer Centro Termal para el tratamiento de enfermedades de la piel. Desde entonces, pacientes viajan de todo el mundo para ser tratados por un equipo de capacitados dermatólogos que trabajaban en dicho centro.

 

LEE MÁS: l botox está de regreso: Los pros y los contras de usarlo

 

En 1975 nació la firma dermocomsética La Roche-Posay con la misión de desarrollar productos para el cuidado de la piel, utilizando esta agua termal única, que proporcionara soluciones eficaces para el cuidado de la piel bajo las primicias de eficacia y sencillez.

Hoy en día el afamado Centro Termal La Roche-Posay recibe cada año más de 7,000 pacientes en sus instalaciones para tratar distintas condiciones dermatológicas que van desde el post-cáncer y las quemaduras, hasta eczema y psoriasis, entre otras.

Una vez internados en el centro los pacientes reciben de cuatro a seis tratamientos diarios a base de agua termal, donde masajes bajo el agua, baños a presión e hidratación oral son prescritos de manera individual para mejorar y aliviar los distintos padecimientos.

 

DESCUBRE: 7 cosas a considerar antes de someterte a una cirugía estética