May 2021 — ‘The Art of Beauty’ SS21

— Print Issue

Where Beauty And Fashion Meet

El poder de las piedras y cristales en el cuidado de la piel

El poder de las piedras y cristales en el cuidado de la piel

Carla Díaz Katsicas

Desde los A-listers hasta los gurús del bienestar están recurriendo a los beneficios curativos de estos elementos. Pero, ¿realmente funcionan?

Los seres humanos hemos valorado y utilizado los cristales o las piedras durante siglos ya que se cree que son piedras semipreciosas que poseen poderes curativos. Estos elementos fueron utilizados por los aztecas y hasta por los médicos ayurvédicos. Ahora, su resurgimiento es omnipresente a tal grado que famosas como Adele o Miranda Kerr, han revelado que los utilizan como tótem o como complemento a sus productos de belleza favoritos. Según la tradición y los expertos, las piedras preciosas poseen propiedades para eliminar la energía negativa, levantar el espíritu, calmar los nervios y curar tanto al cuerpo como a la mente.

¿Cómo funcionan los cristales y las piedras en la piel?

Si bien no se han realizado estudios legítimos para respaldar las afirmaciones de que los cristales emiten vibraciones que afectan nuestra mente y nuestro cuerpo, algunas piedras sí pueden conducir energía. En 1880, el físico francés Pierre Curie descubrió que al ejercer presión sobre varios cristales, incluidos el cuarzo, el topacio y la turmalina, se creaba electricidad. Este fenómeno, llamado efecto piezoeléctrico, es la razón por la que los cristales se utilizan como elementos esenciales en computadoras, pantallas de televisión, iPhones y satélites. Estudios han indicado que los cristales pueden aumentar la alcalinidad del agua, por ejemplo. También existen investigaciones que respaldan los beneficios de usar cristales en el cuidado de la piel más allá del cuarzo finamente molido que seguido se encuentra en los exfoliantes. La turmalina magnetizada –un ingrediente clave en productos como The Cleansing Foam de La Mer– energiza la piel para mejorar la eficacia limpiadora y estimular la circulación.

«Mira profundamente a la naturaleza y entenderás todo mejor».

— Albert Einstein

LEE MÁS: Los beneficios de usar limpiadores faciales en gel

¿Cómo utilizar las piedras y cristales?

La terapia de curación y aplicación de piedras preciosas o cristal, se resume en que toda la materia se compone de energía, la cual resuena con vibraciones naturales en el cuerpo humano. Éstas ayudan no solo a tener un mejor ánimo, sino también una piel renovada y fresca. No es una opción de tratamiento de reemplazo para afecciones médicas diagnosticadas, ya que los cristales se disfrutan como piedra de toque y sus propiedades curativas se convierten en algo para sostener y apoyarnos en el momento.

Diamante

Es la piedra más exclusiva y representa lujo en toda su extensión. Es el mineral más duro, su polvo micronizado se encuentra en productos para reafirmar y exfoliar la piel, su dureza elimina por completo las células muertas, la suciedad, estimula la microcirculación, tiene propiedades cicatrizantes y proporciona luminosidad y firmeza a la piel.

Roth Un Wrinkle Serum de PETER THOMAS.

Oro

Este metal precioso blando de color dorado regenera la piel, favorece la estimulación celular, mejora la circulación sanguínea estimula la energía vital y ayuda al cutis a reflectar mejor la luz. También acelera la formación de elastina y colágeno, lo que da como resultado una dermis luminosa. Este elemento es un excelente controlador de radicales libres y penetra en capas profundas de la piel.

 Cellular Radiance Concentrate Pure Gold de La Prairie.

LEE MÁS: La guía de ‘skincare’ que te dirá para qué sirve cada producto

Malaquita

Es una piedra sagrada originaria de Egipto, lugar en el que se utilizó su polvo para maquillar los ojos. Es un mineral rico en cobre, restaura el equilibrio hídrico natural de la piel y relanza los mecanismos de hidratación. Contiene propiedades para eliminar la entrada de radicales libres y antipolución. El extracto de malaquita es un detoxificante y un activo contra el estrés oxidativo.

Eye Contour Mask de Sisley Paris.

Turmalina

Es un cristal que mejora la circulación y flujo sanguíneo, contiene una carga eléctrica natural que hace que la piedra expulse iones negativos y rayos infrarrojos.

The Cleansing Foam de La Mer

Jade

Es de origen chino, surgió en el siglo VII para usos terapéuticos y medicinales, actualmente es uno de los instrumentos más comprados en la industria de la belleza. La piedra en sí es uno de los remedios naturales más afamado por las asiáticas ya que según investigaciones, disminuye el estrés y la ansiedad.

Jade Beauty Restorer de Hayo’u.

DESCUBRE: ‘Baby Skin’, un facial que literalmente te deja la piel de bebé

Imágenes: Pexels y cortesía de las marcas.