October 2020

Doble limpieza: el método que cambiará tus hábitos de skincare

Doble limpieza: el método que cambiará tus hábitos de skincare

rayita

María Valenzuela

Descubre los beneficios de agregar un paso más a tu rutina de cuidado facial.

¿Qué es?

Es un método de limpieza que consta de dos pasos a seguir: el primero es utilizar un limpiador facial a base de aceite y posteriormente uno a base de agua para remover suciedad, sebo, maquillaje y/o residuos de productos utilizados en el rostro durante el día.

Recomendamos hacer este ritual todas las noches para comenzar a preparar la piel, así el proceso de reparación nocturna será más eficiente con ayuda de los productos que decidas usar después de la limpieza.

LEE MÁS: Mascarillas de arcilla para darle una limpieza profunda a la piel

¿En qué consiste?

Descuida, una doble limpieza no significa que tu piel sufrirá resequedad o irritación. Un limpiador a base de aceite derrite el maquillaje —incluso cualquier fórmula a prueba de agua—, remueve todas las impurezas acumuladas durante el día y los residuos del protector solar. Este producto al entrar en contacto con agua, se emulsiona y se retira fácilmente.

Después del primer paso, el limpiador a base de agua se encarga de eliminar cualquier resto de bálsamo o aceite, así como de cualquier rastro de suciedad que haya permanecido en la piel.

Al finalizar, tu piel será el canvas perfecto para absorber los ingredientes de tu rutina de skincare por la noche.

¿Cuáles son sus beneficios?

‘Double Cleansing’ es el secreto mejor guardado de las mujeres coreanas para lucir un rostro hidratado y uniforme. Al implementar la doble limpieza a tu rutina, cuidarás aún más la calidad de tu piel ya que hidrata, regula la producción de grasa, previene imperfecciones y signos de la edad.

Mientras utilizas el aceite limpiador o bálsamo, puedes aprovechar para masajear los puntos de presión de la cara y así volverlo en un ritual relajante ideal para antes de dormir.

¿Para qué tipo de piel es apta?

Este método es apto para todo tipo de piel, incluso grasa y mixta, ya que la funcionalidad del aceite es eliminar la suciedad “grasosa” (maquillaje y sebo) de manera profunda y así evitar la obstrucción de los poros. Si tu piel es seca o sensible, este proceso no irritará la piel.

¿Cómo lo incluyo en mi rutina de skincare?

Lo ideal sería incluir el limpiador facial a base de aceite antes que el cleanser que utilizas actualmente. Así de fácil.

Simplemente lo que estás haciendo es lavar tu cara dos veces. Recuerda que aunque los productos sean amigables con la piel, evita frotarlos bruscamente. Comienza desde el centro de la cara con movimientos circulares y ascendentes hasta llegar al cuello y la línea del pelo.

LEE MÁS: Probé este masaje facial durante la cuarentena y estos fueron los resultados

L’Beauté recomienda:

Paso uno: limpiadores a base de aceite

Paso dos: limpiadores a base de agua

DESCUBRE: Evita el ‘maskné’ y la irritación por el uso de cubrebocas

Fotografías: Cortesía de las marcas y Pinterest.