‘The Art & Science of Fragrance’: el ‘savoir-faire’ de la perfumería de L’Oréal Luxe

‘The Art & Science of Fragrance’:
el ‘savoir-faire’ de la perfumería de L’Oréal Luxe

le soin noir

Por Stephanie Arouesty

En exclusiva, viajamos a París para descubrir la primera exposición que cuenta los secretos que existen detrás de la elaboración y creación de los icónicos perfumes de L’Oréal Luxe: Prada, YSL, Lancôme.

La relación entre París y el mundo de la belleza siempre ha sido entrañable, es una conexión que se percibe en todas los monumentos, escaparates y en todas las mujeres que caminan por las calles. Esta semana, tuve la oportunidad de hacer un viaje a la Ville lumière —junto a otros 28 periodistas de diferentes partes del mundo— para descubrir en exclusiva el majestuoso proceso detrás de las fragancias icónicas que conforman el grupo L’Oréal Luxe. Cada una de ellas ha sido pieza clave para darle forma a la historia de la perfumería, gracias a sus icónicas fragancias que han formado parte de las vidas de las personas durante los últimos 60 años.

Cada una de sus firmas encarnan la excelencia con una visión única heredada del fundador de L’Oréal, el químico Eugène Schueller, arraigada en la profunda convicción de que los aromas son esenciales para nuestras vidas. Como portavoz universal de bienestar, de autoexpresión, de conexión y de emociones fuertes, Schueller estaba convencido de que las fragancias no solamente se perciben, sino también se sienten.

 

“Oler una fragancia, inhalarla, es también sentirla. Los recuerdos olfativos son los que mantenemos durante más tiempo en nuestra mente: nuestra memoria olfativa es la más rica y duradera de todos nuestros recuerdos”.

–E.S.

 

Con base en esta filosofía, el grupo tomó la innovación creativa y científica para idear estos jugos que se caracterizan por los ingredientes clave que los componen, por sus procesos de creación y hasta por los frascos que los contienen. Simbiosis entre arte y ciencia, este saber hacer único ha dado lugar a creaciones icónicas e inolvidables que son mostradas en ‘The Art & Science of Fragrance’, la exposición que es un verdadero deleite para los sentidos.

“Entre la emoción y la razón. Entre la intuición y la experiencia. Entre el arte y la ciencia. Es ahí donde se encuentran los perfumes más inesperados”.

La travesía

La exposición comienza con un viaje olfativo a lo largo de sus seis décadas. Fue en 1964 cuando el grupo comenzó a crear su cartera inigualable de perfumes. Cada una posee un territorio y una expresión olfativa distinta, respondiendo a la amplia gama de aspiraciones de culturas y generaciones. Gracias a esto, han logrado capturar la esencia de su época para convertirse en los hitos que se pueden apreciar a lo largo de la exposición.

1964 Lancôme

Fundada en 1935 por el perfumista Armand Petitjean, la casa es el epítome de la belleza de lujo francesa y la elegancia femenina simbolizada por una rosa icónica, encarnada en sus innovadoras fragancias: Ô de Lancôme, Trésor, La Vie est Belle, Idôle.

1975 Cacharel

Siempre adelantada a su tiempo, la marca captura el espíritu de una juventud siempre renovada, reflejada en sus perfumes como como Anaïs Anaïs, Loulou, Amor Amor, Atrápame y Sí lo soy.

1984 Ralph Lauren

Dando forma al estilo americano desde 1967, capturado en fragancias icónicas como Polo, un producto decisivo en la perfumería masculina.

1988 Giorgio Armani

La casa encarna la visión única del fundador, combinando ingredientes preciosos para crear fragancias inolvidables, desde Acqua di Gio, Armani Code hasta My Way.

2002 Víctor y Rolf

Glamour conceptual, alta costura provocativa y elegancia inesperada, la casa de lujo de vanguardia ha aportado su enfoque poco convencional al mundo de los aromas con fragancias como Flowerbomb y Spicebomb.

2006 Diésel

Una marca divertida donde se unen el epicureísmo y la inventiva, dando origen a fragancias como Fuel for Life, Only the Brave y Loverdose.

2008 Maison Margiela

Iconoclasta y experimental, esta casa es pionera olfativa con fragancias como Untitled y la colección Replica, que aportan reminiscencias impresionistas y familiares.

2008 Yves Saint-Laurent

Encarnando la alta costura de vanguardia y un estilo único que combina elegancia y libertad, las fragancias de Yves Saint Laurent han cambiado la historia. de perfumería: Opium, París, Rive Gauche, Kouros, Jazz, La Nuit de l’Homme, Black Opium y Libre.

2016 Atelier Cologne

La casa es famosa por realzar los aromas cítricos con materias primas naturales a través de creaciones únicas como Orange Sanguine y Oolang Infini.

2019 Valentino

Encarnando el lujo y el glamour, combinando a la perfección los códigos de tradición y modernidad, como se ve en la fragancia Born in Roma.

2020 Mugler

Entre el sueño y la teatralidad, la casa encarna la extravagancia y la transformación, caracterizada por perfumes icónicos como Angel, la primera fragancia “gourmand”, o Alien.

2020 Azzaro

Fomentando la presencia carismática y la luz, la casa es conocida para creaciones memorables como Chrome y Wanted.

2021 Prada

Un estilo vanguardista desde 1913, siempre desafiando lo convencional, esta casa entabla un diálogo constante con la modernidad e innovación, reflejada en su última fragancia Paradoxe.

2023 Aēsop

Una visión contemporánea y holística de la perfumería. La poesía de los olores.

Los cuartos

ORIGIN IS WHERE THE FUTURE BEGINS

En este espacio conocimos el lugar al que se remonta todo, es nada más y nada menos que la también llamada ‘Capital del Perfume’: Grasse. Este sitio debe su extraordinario destino en parte a su excepcional terruño, entre mar y montaña, a su suave microclima y a la abundancia de diversas plantas. La que alguna vez fue una ciudad de curtidores de cuero en la Edad Media, comenzó a perfumar los guantes de cuero usando flores locales para enmascarar su olor. Así fue como floreció la artesanía del perfume en la zona, mientras las afueras de la ciudad se cubría de campos de flores provenientes de todas partes del mundo.

En el siglo XVII la perfumería se convirtió en la principal actividad de la ciudad. Hasta el día de hoy, Grasse sigue siendo un lugar como ningún otro: agricultores, artesanos y perfumistas están en constante interacción, buscando un objetivo común de excelencia e innovación.

UNLEASHING CREATIVITY

Sin duda uno de los cuartos que más me emocionaron ya que aquí se exploran los siete años desde la creación del perfume Libre de Yves Saint Laurent que van desde la búsqueda del acorde perfecto, hasta el diseño de la icónica botella.

 

“La creación de una fragancia es polimórfica: es un viaje colectivo, un encuentro, un diálogo creativo que siempre involucra un elemento de lo inesperado, una emoción que refleja la personalidad única de una marca. La diversidad de nuestra cartera de marcas nos permite abordar todas las aspiraciones. Para cada fragancia, colaboramos con los mayores talentos para idear una nueva historia y despertar una nueva emoción que tendrá resonancia global”.

–Cyril CHAPUY, Presidente, L’Oréal Luxe

 

Un gran perfume es siempre un encuentro. La perfecta armonía entre un aroma y el universo de una marca. Tal resonancia nunca es producto del azar sino el resultado de un desarrollo colaborativo: desde la inspiración inicial hasta la prueba final, esta aventura, poco conocida por el público, dura varios años. En este caso, fue a principios de la década de 2000, L’Oréal Luxe fue pionera en un modelo de creación único para sus fragancias de lujo al establecer “The Scent Science & Fragrance Design Direction”, un equipo de expertos en fragancias que dominan tanto el lenguaje de los perfumistas como el mundo de las marcas de lujo, fomentando un diálogo fructífero en la búsqueda de la perfecta armonía.

Este modelo colectivo, guiado por una creatividad ilimitada, ha sido clave para numerosos éxitos contemporáneos como Libre, una fragancia femenina “fougère” compuesta en 2019 por Anne Flipo y Carlos Benaïm, una joya de la audacia y creatividad. Fueron necesarios nada menos que siete años, además de 1,500 pruebas para lograr esta creación icónica.

SHAPING THE DREAM

Fuerte, emocional e impactante. Así es este cuarto que es una guía para la creación de botellas que enfrascan los elixires de L’Oréal Luxe. Considerados un elemento esencial de cada creación, están destinados a contar una historia, al igual que la propia fragancia.

Combinando el arte de un diseñador con la ciencia de los mejores vidrieros, el objetivo es crear piezas de lujo más sostenibles, deseables y reconocibles al instante, reduciendo al mismo tiempo su impacto medioambiental. Con su silueta triangular ultramoderna y disruptiva, por un lado, y su formato recargable, por el otro, por ejemplos la icónica botella.

Paradoxe de Prada es emblemática ya que muestra todo el enfoque de este desarrollo. En este espacio se pueden ver desde el primer boceto, hasta descubrir los materiales y un poco sobre el día a día en las diversas fábricas del grupo.

La belleza olfativa nace de actos de maestría. Ahí reside la filosofía del gesto. El gesto que transforma y a través del cual se produce la magia. Disfruté mucho esta exposición que sin duda es una de las más impactantes a las que he ido en mi vida.