May 2021 — ‘The Art of Beauty’ SS21

— Print Issue

Where Beauty And Fashion Meet

Las claves para descubrir la caducidad de tu perfume

Las claves para descubrir la caducidad de tu perfume

Macarena Silveti

Existen ciertas señales que pueden indicar que la fragancia que utilizas pudiera llegar a estar caducada. Te ayudamos a identificarlas.

Probablemente nunca nos hubiéramos imaginado que un perfume pudiera llegar a tener una fecha de caducidad, o que existen formas para prolongar la vida útil del mismo. Sin embargo esto sí llega a suceder. No hay por qué alarmarse ya que basta con tener en cuenta la siguiente información para mejorar la duración de cualquier fragancia.

Como bien sabemos, no hay peor sentimiento que encontrarnos con nuestra fragancia favorita para darnos cuenta que el aroma es completamente distinto. Y es que las fragancias difieren tanto en la duración como en la fecha de vencimiento. 

En sí los perfumes no tienen una fecha de caducidad como tal y pueden llegar a durar entre un año hasta diez dentro del frasco. Lo que sí puede llegar a suceder es que su duración comience a disminuir. Esto se debe a factores como la calidad de los ingredientes y cómo se almacenan. Por lo tanto, es conveniente tomar en cuenta dónde se guarda la fragancia si se quiere conservar la calidad y duración, dado que circunstancias como el calor o la luz solar directa pueden llegar a afectar de manera negativa a la fragancia, haciendo que sus ingredientes se vean alterados y lleguen a ser inestables.

Como se mencionó antes, existen distintas formas de lograr identificar si algún aroma perdió sus cualidades o que no sean del todo correctas. Esto se puede hacer a través de los sentidos. ¿Cómo? Estando atento a los cambios de color, olor y poniendo atención en notar si la fragancia que utilizamos regularmente –de la cual ya conocemos bien su olor– comienza a distorsionar su aroma. Si es así, es posible que haya perdido su vigencia y le queden pocos días para utilizarse. 

LEE MÁS: Tested and Approved: las fragancias de hombres y mujeres ideales para el otoño

En cuanto a la coloración, si se llega a percibir un tono anaranjado, ámbar o simplemente distinto al coloración original del perfume, podría indicar que algo no está del todo bien con la fragancia. No importa si es de alta o baja gama. Cualquier aroma puede llegar a sufrir este tipo de alteraciones si se dejan mucho tiempo expuestos a los rayos solares. Por eso se recomienda almacenarlos en un lugar fresco donde no les dé la luz solar de forma directa.

Hay fragancias que tienen a tener mayor duración por su densidad al tener como notas de fondo ámbar, pachulí u oud. Por otro lado, los acentos cítricos pueden llegar a ser más volátiles y su duración será menor, al igual que las notas ligeras de flores o aromas verdes. De modo que, es preferible realizar una prueba de olfateo antes de rociar generosamente a este tipo de notas más ligeras.

LEE MÁS: 10 trucos de maquillaje que te restarán edad

Fuera de estas pequeñas recomendaciones, se puede estar tranquilo ya que hoy en día los perfumistas utilizan estabilizadores y filtros UV que hacen que las moléculas del perfume sean menos propensas a oxidarse y así duren más.

En caso de notar que el perfume ha caducado no es motivo para preocuparse. Las fragancias que se han apagado ni representan ninguna amenaza para la piel.

DESCUBRE: El memorable cierre de Paris Fashion Week gracias a Louis Vuitton

Fotografías: L’Beauté