Cover-lbeaute-octubre-20192

Spring-Summer 2019

Sé parte de nuestra comunidad

6 pasos definitivos para controlar el frizz

El temido frizz es una de las principales causas para un bad hair day. Te decimos cuáles son las principales causas y cómo controlarlo. 

 

El frizz puede aparecer de un minuto a otro y cambiar tu estilo de forma repentina. Según los expertos, cada hebra del pelo tiene proteínas y los enlaces de hidrógeno se forman cuando la molécula de queratina interactúa con una molécula de agua. Debido a que el aire húmedo tiene un número mucho mayor de moléculas de agua que el aire seco, una sola hebra puede formar un mayor número de enlaces de hidrógeno en un día húmedo, lo que hace que el pelo aumente en volumen y densidad. Otras de sus principales causas son los productos que usamos para lavar el pelo y el uso frecuente de herramientas de calor, que erosionan la capa de la cutícula del pelo. Una solución inmediata para esta problemática es mantener la melena continuamente hidratada. Para lograrlo, es indispensable tener una rutina de hidratación y encontrar los productos indicados para retener la humedad.

 

1. Todo comienza en la regadera.

 

Entre más seco esté el pelo, es más propenso al frizz. La regadera es el lugar perfecto para aplicar productos de hidratación y aprovechar los beneficios de ingredientes disponibles en algunos shampoos y acondicionadores. Lo más recomendable es buscar productos con aceite de argán, aceite de camelia, aceite de aguacate, aceite de coco y aceite de ricino.

 

 

2. Deja que el acondicionador actúe todo el día.

 

Además de un buen shampoo, la clave está en aplicar un poco de acondicionador después del lavado. Si el pelo es rizado, es necesario aplicar casi el doble y si usas herramientas de calor, la medida adecuada es del tamaño de una moneda de 10 pesos. Evita aplicar el producto en la raíz y asegúrate de extenderlo de medios a puntas.

 

3. Busca mayor protección. 

 

Después de lavar el pelo y acondicionarlo, trata de aplicar cuando menos una vez a la semana un suero o crema para combatir el frizz y dar mayor brillo.

 

 

4. Entre menos calor, mejor.

 

Despedirte del calor te ayudará a retener la humedad natural y por lo tanto, evitar el frizz. Si no puedes dejar la secadora o la plancha, recurre a herramientas de calor iónico. Estas ayudan a que el pelo seque más rápido y con menor intensidad.

 

5. Sí a un corte cada tres meses

 

Los expertos recomiendan cortar el pelo cada dos meses ya que los beneficios de este para el pelo con frizz, son dobles. Las puntas abiertas pueden llegar a causar frizz.

 

 

6. Equilibra 

 

En promedio, los stylists recomiendan lavar el pelo solo una o dos veces por semana para evitar despojarlo de la humedad natural.

 

Fotografías: Istock y Pinterest