Otra alternativa para los labios: usa sombra de ojos como lipstick

En el mundo del maquillaje siempre se han usado los productos con diferentes propósitos; por ejemplo el lipstick como blush o lápiz de ceja como lápiz para labios. Entonces hoy en honor al #NationalLipstickDay te diré como usar tu sombra de ojos como lipstick. Esto hará que tengas muchos más colores de donde escoger el próximo color de tus labios.

Existen dos formas de usar sombra de ojos como labial, uno es poniendo una capa de sombra encima de un colorless lipstick y el otro hacer un lipstick con base de sobra de ojos. Ambas opciones funcionan dandole mucho color a los labios pero no son tan duraderos como los labiales normales, los cuales sabemos que pueden llegar a ser de larga duración.

El primer método se basa en poner un lipstick (de preferencia sin color, para que el tono de las sombras no cambie) y con el dedo o una brochita poner la sombra de ojos. Se dan pequeños golpecitos en los labios, para que el color sea intenso. Si quieres darle más intensidad a tu look puedes usar delineador de ojos en lápiz para delinear el contorno de los labios. Muchas veces se pintan los labios con un labial normal y después se usa  la sobra de ojos (colores claros o brillantes) en la parte media baja de los labios para darle un poco más de luz.

También se usa un labial de color y se le da un pequeño cambio con la sombra de ojos. Por ejemplo, si usas un lipstick rojo y le pones sombra amarilla encima, crearás un tono naranja que se puede ver increíble con una piel bronceada.

El segundo método es un DIY (do it yourself) que implica crear un nuevo lipstick, dándole color con la sombra de ojos. Los ingredientes que vas a necesitar son los siguientes:

  • Bote para mezclar
  • Envase para guardar tu lipstick nuevo
  • Vaselina
  • Sobra de ojos del color que quieras
  • Un palillo o hisopo

Lo que vas a hacer es echar una buena cantidad de vaselina en el bote donde mezclaras. Recuerda que la cantidad de vaselina es la cantidad de labial que tendrás entonces asegurase de que quepa en el envase que compraste. Después raspa un poco de sombra de ojos y échala a la vaselina. Revuelve bien con el palillo y vierte la mezcla en el envase nuevo. Fácil y rápido, ya tienes tu nuevo labial.

Otra manera de hacer eso es derretir el contenido de un Chapstick o cualquier labial sin color junto con la sombra de ojos que quieras usar para darle color. Revolver y echar en un botecito para guardarlo.

*Si eres alguien más visual aquí te dejamos un pequeño tutorial con imágenes.

Estas técnicas además de simples son baratas. Entonces estamos ahorrando dinero pero ahora tenemos más alternativas a la hora de maquillarnos. Pruébalas con muchos tipos de sombra solamente asegurate de que tus sombras no contengan ferrocianuro férrico y óxido de cromo porque son dañinos para zonas sensibles como los labios.