Los trucos para que tu base quede perfecta a pesar del frío

Aplicar tu base y maquillarte con un acabado perfecto durante las épocas de frío es todo un reto. Descubre los trucos para evitar que el clima se interponga.

 

El aire frío, la falta de humedad en el ambiente y los cambios de temperaturas son los principales factores por los que la piel se deshidrata. Cuando el cutis no está bien hidratado puede aumentar la aparición de imperfecciones, manchas, falta de brillo y descamación de la piel. En el intento de cubrir estos problemas con tu base favorita, tu estrategia puede tener el efecto contrario y hacer que tu base destaque más esos problemas en lugar de ocultarlos y provocar que tu piel se siga maltratando.

El secreto para que tu base y tu maquillaje queden perfectos a pesar del frío es la hidratación. Cuando las temperaturas son bajas debes prestar mucho más atención a la hidratación de tu cara, ya que tiende a resecarse mucho más.

Descubre cómo puedes hidratar tu piel a profundidad para lograr un look flawless con tu base favorita:

Hidrata a fondo después de salir de la regadera: El momento en el que acabas de salir de la regadera es en el que tus poros están más abiertos y las cremas hidratantes pueden actuar de manera profunda. De esta forma tu piel estará menos seca y con una textura más uniforme para aplicar cualquier producto.

Ultra Facial Cream con SPF 30 de Kiehl’s.

Mezcla tu base con una crema hidratante: Este es uno de los mejores trucos para maquillarte en invierno. Dependiendo de qué tan seca es tu piel, mezcla crema hidratante ligera o más concentrada con unas gotas de base para tener al instante un tinted moisturizer. Obtendrás los beneficios de la crema con una cobertura perfecta y natural.

Triple Protection Factor de Elizabeth Arden Pro.

Aplica la cantidad justa de base en las zonas que necesites: El objetivo al aplicar la base es unificar el tono de tu piel, así que enfócate en las zonas de la cara que realmente necesitan el producto. Por ejemplo, si en tu nariz el tono está unificado, pero también es un área que está seca y deshidratada, no apliques base en esta zona. Para controlar la cantidad, pon la base sobre tu mano y  aplícala en ligeros toques en las zonas específicas. Utiliza una brocha o una beauty blender para difuminar la base y extenderla de manera uniforme.

Pinceau Kabuki R’etractable de Chanel.

 

Agrega un toque radiante con primer: Antes de aplicar la base utiliza un primer o una crema hidratante que tenga polvos luminosos para darle un efecto glowy a tu base mate.

 Illuminating Moisture Balm de Bobbi Brown.

 

Evita los polvos sueltos: Si tu piel no está hidratada correctamente, utilizar una base en polvo o un polvo traslúcido solo secarán aún más la piel. Puedes aplicarlos en pequeños toques arriba de los pómulos para darle un efecto luminoso a tu cara. Pero evita aplicarlos en zonas con arrugas o donde la piel está reseca.

Poudre Compact Radiance de Yves Saint Laurent.

La limpieza de la piel es esencial: Al terminar el día asegúrate de limpiar correctamente tu cara. Utiliza soluciones emolientes para retirar el maquillaje, y después limpia con leches limpiadoras o agua micelar que remueven la suciedad pero son suaves con la piel. Para finalizar aplica un poco de tónico y sérum para hidratarla.

Lait Tendre Démaquillant de Dior.