Do’s and dont’s del eyeliner

El delineador es uno de los pasos más importantes en el maquillaje, nos ayuda a obtener un look más impactante gracias a que abre los ojos y los hace ver más fuertes. Pero un eyeliner mal aplicado puede destruir todo lo que estamos intentando. Descubre los do’s y los dont’s para siempre lograr este look a la perfección.

Sí atrévete a usar distintos colores

Maquillarnos los ojos con colores que no sean negro puede parecernos muy infantil, pero de hecho es una de las propuestas favoritas en las pasarelas de verano y con un delineador es más fácil correr el riesgo. Dale un descanso a tu delineador café o negro por un día y prueba con un azul intenso, este tono le va perfecto a cualquier color de ojos haciéndolos resaltar. Úsalo en el párpado superior para un resultado más llamativo o en el interior del párpado inferior si buscas algo más sutil. 

 

Sí aplica varias veces durante el día

Uno de los errores más grandes es pensar que si aplicamos el delineador en la mañana se quedará así por el resto del día. No importa cuántos productos fijadores utilicemos, es importante cargar nuestro eyeliner y retocar durante el día para que no llegue a verse opaco. También te recomendamos caragar toallitas o algodones desmaquillantes para limpiar lo que se llegue a correr. 

Nurture Me™ Cleansing Cloths: Makeup Removing de Ole Henriksen (190 pesos). 

 

Sí usa un lápiz con punta filosa

Parece arriesgado, pero un lápiz con punta filosa es la clave para un delineado perfecto. Recuerda sacarle punta antes de cada uso para que la línea del ojo quede delgada y derecha. También puedes utilizar lápiz de gel con la punta fina para un look más fuerte y dramático, sólo recuerda que el gel requiere más precisión para quedar bien.

Grind House de Urban Decay (200 pesos). 

 

Sí utiliza diferentes colores para delinear arriba y abajo del ojo

Pensaríamos que podemos utilizar el mismo delineador para arriba y abajo del ojo, pero la realidad es que utilizar delineador negro debajo del ojo puede hacerlo ver más pequeño en vez de agrandarlo. Para delinear el contorno debajo del ojo podemos utilizar café claro, dorado, nude y hasta blanco.

Larger Than Life Long-Wear Eyeliner de Nars (480 pesos). 

 

No estires el párpado para aplicar el delineador

El error más común es tratar de estirar la piel del párpado al delinear porque aunque quede súper parejo con la piel estirada, cuando la soltemos quedará disparejo y no seguirá la línea natural del ojo. Es mejor delinear con el ojo semicerrado y con el párpado relajado. Si te cuesta trabajo hacerlo con un lápiz, intenta con un delineador líquido.

Stay All Day Waterproof Liquid Eye Liner Alloy de Stilla (480 pesos). 

 

No hagas la línea más gruesa cuando te queda dispareja

A todas nos pasa que cuando la línea nos queda dispareja o nos salimos de la raya, intentamos hacerla más gruesa para cubrir la imperfección del delineado, pero lo único que vas a lograr con esto es quedar como oso panda. Lo mejor es despintar las imperfecciones y volver a empezar, los algodones de Sephora collection ayudan a borrar los errores sin tener que despintar todo el ojo.

Targeted Eye Remover Swabs de Sephora Collection (200 pesos).