Cover-lbeaute-julio-2019

Spring-Summer 2019

Sé parte de nuestra comunidad

Si estás corriendo y no bajas de peso, te decimos que estás haciendo mal

Aunque no lo creas, correr tiene su ciencia. Si pasas horas en el gimnasio y no estas viendo resultados, aquí te decimos que es lo que te esta faltando

Hoy en día, más allá de las tallas, tener un cuerpo fit está de moda y para eso ya existe una variedad enorme de clases y lugares de entrenamiento diferentes, pero si eres de las que prefiere hacer ejercicio a solas, subirte a la caminadora y despejar tu mente durante varias horas, pero estás frustrada de no ver ningún resultado, te contamos qué puedes hacer para mejorarlo.

1. CORRE EN INTERVALOS

Los intervalos son una excelente opción para quemar grasa y acelerar el metabolismo, incluso, funcionan mejor que correr a la misma velocidad durante mucho tiempo. Este entrenamiento consiste en subir y bajar las velocidades durante un periodo determinado, de esta manera el ritmo cardíaco se estará elevando y disminuyendo constantemente, logrando así eliminar una mayor cantidad de grasa. Y no es solo que durante la práctica del ejercicio se consiga quemar una mayor cantidad de calorías, sino que además esto permite quemar una mayor cantidad de grasa en las 24 horas posteriores a la práctica del ejercicio. En general, cuando intentamos perder peso, terminamos sacrificando la masa muscular, sin embargo, según estudios, con el entrenamiento por intervalos esto no ocurre, ya que no dura el tiempo suficiente como para empezar a gastar el músculo. Corre 30 segundos y camina un minuto y así sucesivamente hasta acabar con tu tiempo estimado en la caminadora.

2. ENTRENA MÁS TIEMPO 

Correr ayuda a quemar grasa de manera general y por cada cinco minutos son hasta 45 calorías perdidas. Si lo tuyo no es adoptar la regla de los intervalos, entonces te recomendamos que aumentes el tiempo en el que permaneces en la caminadora ya que cada segundo cuenta, ¡supérate y así lograrás más rápido tu meta!. Recuerda que llevar a cabo este ejercicio en superficies que no son del todo planas, ayudará a subir tu ritmo cardiaco y fortalecer los músculos de abdomen, glúteos y por supuesto piernas.

3. DE VEZ EN CUANDO, LEVANTA LAS RODILLAS

Como ya explicamos, correr en intervalos es la mejor opción para quemar grasa y calorías, pero que mejor que agregarle un poco de saltos subiendo las rodillas. Podrías correr de esa manera durante 30 segundos, caminar un minuto y así sucesivamente hasta terminar con tu tiempo. Al hacerlo, fortalece el abdomen y así trabajaras todos tus músculos al mismo tiempo.

Prueba estos tres trucos y verás como bajar de peso para ti ya no será un problema.

Fotografías: Pinterest

Sé parte de nuestra comunidad