Haloterapia: El tratamiento con sal que debes probar

La conocemos de toda la vida, la podemos encontrar en todos lados, pero puede ser el mejor aliado para cuidar de tu salud y piel.

Además de tener un sabor delicioso, y combinar con la mayoría de nuestros alimentos, la sal tiene muchos beneficios. Es antiviral y antifúngica, previene muchas alergias y ayuda al sistema inmunológico. Por ello, los dermatólogos recomiendan inhalarla. Puede sonar agresivo, pero cuidar de tu salud con la sal nunca había sido tan fácil.

El protocolo actual de la haloterapia consiste en encerrarse durante tres cuartos de hora en una sala con una máquina que expulsa, de manera controlada, micropartículas de sal de roca. El tratamiento utiliza un halo-generadorque convierte la sal caliente en partículas en un cuarto cerrado o en una cama con una cúpula de plástico. Es aquí cuando una nueva experiencia inicia. Al inhalar, la sal, entra a los pulmones mejorando el sistema respiratorio, absorbiendo las impurezas de nuestro cuerpo, y sacando todas las toxinas. Cuando tus pulmones están limpios, el oxígeno llega en mayor cantidad, lo cual ayudará a generar una mayor cantidad de energía. La haloterapia resulta eficaz para muchas alteraciones de salud. Entre los beneficios que promete este tratamiento se encuentran la cura para el asma, alergias, el fortalecimiento del sistema inmune y la condición atlética y corporal.

Beneficios

Facilita la respiración

Todos los síntomas de inflamación de la mucosa respiratoria se reducen. Las enfermedades crónicas como la tos, asma, rinitis y sinusitis se pueden reducir con el tiempo. Es un tratamiento ideal para aquellos con asma, bronquitis crónica, sinusitis o enfermedades pulmonares crónicas.

Estimula las defensas

Los microorganismos no se reproducen tan rápidamente en un medio salado, por tanto la sal tiene propiedades bactericidas. Además al desinflamarse las mucosas se regeneran la flora de la piel, eliminando impurezas y regresándo la luminosidad. Además puede llegar a eliminar las alergias como la rinitis crónica y otras alergias o reacciones, gracias a sus efectos limpiadores y antiinflamatorios, disminuyendo la exposición a alérgenos.

Regenera la piel

La psoriasis, el eccema atópico y el acné mejoran gracias a que la piel se desinflama y se limpia, lo que favorece la curación y prevención de infecciones dermatológicas. Además de desinfectarla y ayudar a su cicatrización.

Relaja el sistema nervioso

La presencia de iones negativos dentro de la cámara de sal equilibra el sistema nervioso. También mejora el descanso y puede desaparecer los ronquidos.

Si te preguntabas de dónde viene este tipo de sal, este mineral es obtenido del Himalaya que es una cordillera situada en el continente asiático, y se extiende por varios países: Bután, Nepal, China e India.

¡Anímate a vivir esta nueva experiencia de limpieza y cuéntanos qué tal te pareció!

Fotografías: Pinterest