No dormir podría estar afectando tu piel

El no dormir las horas necesarias al día puede provocar la aparición de una piel apagada y ojeras. Pero el dormir mucho o dormir poco puede causar mucho más que un rostro cansado.

Más allá de la belleza de un rostro luminoso y libre de ojeras, la salud de nuestro organismo puede depender completamente de la cantidad de sueño que se obtiene. Ya que está comprobado científicamente que el dormir poco o mucho, está relacionado con un aumento significativo del riesgo de problemas cardiovasculares.

Los expertos recomiendan dormir entre seis y ocho horas diarias, para reducir el riesgo de enfermedades cardíacas. Ya que en caso de dormir menos de lo indicado, se pueden llegar a ver efectos a largo plazo como enfermedades coronarias o accidentes cerebrovasculares, entre otros. Incluso la salude mental o la obesidad junto con el índice de masa corporal, están ligadas al tiempo en el que descansamos.

Es importante dormir el tiempo recomendado, ya que mientras dormimos, nuestro cuerpo se encarga de regenerar las células. Se regeneran las células cerebrales, las células de la sangre y las células de la piel, mejorando la apariencia de la piel, pelo, y uñas. Incluso, el cerebro se deshace de más del 60% de toxinas del cuerpo cuando se duerme debidamente.

Otras de las consecuencias que el cuerpo puede sufrir al no descansar como se debe, se ven en la piel. Ya que la al no tener una regeneración celular al dormir correctamente, el pH de la piel se desbalancea, deshidratándola, causando enrojecimiento o incluso aparición de acné. Es así que la piel se reseca, y es necesario regresarle el balance de pH que necesita para que la hidratación y humectación de la piel en la noche pueda evitar que las bacterias se queden en los poros, provocando aparición de acné.

Detoxifying Gel Cleanser pH 3.0-3.7 de Phace Bioactive

Por último, uno de los muchos efectos permanentes en el cuerpo por la falta de sueño son las ojeras y las under-eye bags. Ya que al dormir poco, los músculos periorbitales alrededor de los ojos no reciben el descanso que necesitan, por lo que para mantener su actividad de forma prolongada, necesitan un soporte se sangre extra, dilatando los vasos sanguíneos de la zona. Es gracias a esto que las ojeras podrían llegar a no desaparecer, al igual que la inflamación de las bolsas.

Es por esto que es imprescindible dormir las horas necesarias sin interrupciones, además de no olvidar que no debemos dejar de lavar el rostro para dejarlo libre de cualquier residuo o maquillaje antes de dormir. También hidratar la piel será clave para mejorar la humectación de la piel, ya que mientras dormimos, la piel es cuando más absorbe los nutrientes e ingredientes de los productos que aplicamos.

Fotografías: Pinterest