Mitos y realidades acerca de las dietas

Para mantener nuestro cuerpo en forma, es necesario tomar decisiones saludables y una de las principales tiene que ver con los alimentos que ingerimos día con día. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no todo lo que se dice acerca de las dietas es verdad

Bajar de peso es el constante objetivo de toda mujer y para lograr que eso suceda empezar una dieta es fundamental. El problema es que la mayoría de las personas nos negamos a cambiar nuestro perfil de alimentación debido a las miles de restricciones o mitos que hoy en día existen alrededor del tema, ya que al escuchar tantas prohibiciones, preferimos quedarnos como estamos a sufrir de hambre.

Para cumplir nuestro objetivo, comenzar un nuevo plan de alimentación y lograr tener nuestro cuerpo soñado sin necesidad de romper la dieta, es importante saber que miles de las restricciones que se han creado a lo largo del tiempo no son completamente verdaderas, ya que un régimen equilibrado no consiste en eliminar grupos completos de alimentos. Por esta razón te contamos porqué todos hemos estado viviendo en el error:

MITO #1: DILE ADIÓS A LOS CARBOHIDRATOS

Aunque no lo creas, los carbohidratos son un elemento esencial tanto para la dieta como para la vida en general, ya que son microonutrientes que proveen energía a nuestro organismo, además de proteínas y grasas. Eliminarlos, es uno de los mitos principales que todos creemos necesarios al empezar una dieta, aunque es prácticamente imposible evitarlos por completo, ya que algunas frutas y verduras también los contienen. Además, excluirlos provocará que tengas más hambre y antojos de lo normal por alimentos que no son benéficos al momento de querer bajar de peso.

¿Qué comer? No todos los carbohidratos son malos y algunos de ellos son saludables si se ingieren con moderación. Intenta cambiar los hidratos de carbono compuestos por harinas refinadas y sustitúyelos por papa, camote, arroz integral, quinoa o avena.

MITO #2: NO COMAS DESPUÉS DE LAS 6 DE LA TARDE

Primero que nada, es importante mencionar que si te vas a dormir con el estómago vacío, aparte de provocar interrupciones en tu sueño, podrías despertarte con mayor apetito al día siguiente, lo que provocará que tu ingesta de alimentos contenga un nivel calórico más alto de lo normal. Esto quiere decir que esta creencia acerca de la dieta es completamente falsa, ya que evitar alimentos después de esa hora podría atrasar el camino que requieres para alcanzar tu meta.

¿Qué hacer? Para evitar acumular mucha hambre, es necesario ingerir alimento cada 3 o 4 horas, ya que esto ayudará a mantener tus niveles de energía altos y a eliminar los antojos o la ansiedad por cualquier alimento. Antes de dormir, evita comer carbohidratos refinados o alimentos con mucha sal.

MITO #3: TOMA JUGO, ES BUENO PARA BAJAR DE PESO

La mayoría de los jugos contienen una muy alta cantidad de azúcar y pueden llegar a contener una gran cantidad de calorías, ya que en éste se concentra el azúcar de varias frutas, lo que podría atrasar el proceso de la pérdida de peso y ayudar a un aumento de grasa notable.

¿Qué tomar? Se recomienda consumir la fruta o verdura directamente y en forma natural ya que está llena de fibra y de agua y carece de endulzantes artificiales. De esta manera, es más fácil recibir las vitaminas y minerales que estas proveen ayudando también a una desintoxicación.

MITO #4: ELIMINA EL CONSUMO DE GRASA

Existen dos tipos de grasa, la ‘buena’ y la ‘mala’. La primera la puedes encontrar dentro de verduras como el aguacate, las nueces, la crema de cacahuate, de almendra o en algunos aceites vegetales y la segunda se encuentra en alimentos procesados, fritos y empaquetados.

La grasa ‘buena’ debe de ser incluida en tu dieta para que el cuerpo funcione correctamente, ya que ésta alimenta a nuestro cerebro, lubrica nuestras articulaciones y proporciona energía.

¿Qué comer? Intenta consumir nueces, almendras, aguacate, aceite de oliva y productos que contengan grasa natural.

Intenta cambiar tus hábitos, sigue estos consejos y verás que comenzar una dieta ya no será un problema para ti.

 

Fotografías: Pinterest