La técnica infalible para dejar de morderte las uñas

Morderse las uñas no es solo un mal hábito, puede llegar a dañar la salud provocando infecciones en la piel, cutícula y uñas. La onicofagia –el nombre médico que se le da a este hábito– suele suceder por nervios, estrés o por costumbre. Es importante entender la razón detrás de esta acción para poder erradicarla por completo, pero mientras te mostramos varios tips para dejar tus uñas en paz y poder tener un manicure por más de dos días.

#1 Córtalas

Entre más cortas tengas las uñas, menos material va a haber para morder. Intenta dejarlas al raz y bien limadas para que no encuentres una punta salida y te entre la ansiedad por morderla. Ponte recordatorio para cortarlas cada semana, así no crecerán sin que tengas un cortauñas cerca.

#2 Usa Aceite para cutícula

Otra tentación son los pellejos y la cutícula que se sale cuando está reseca. Para evitarlo, usa aceites especiales para cutícula o simplemente aceite de oliva, verás cómo la salud de tus uñas cambia por completo.

#3 Usa barniz con olor

Existen varios barnices con extracto de ajo que gracias a su fuerte olor evitan que te comas tus uñas al tiempo que ayudan a fortalecerlas. Si estos remedios son demasiado intensos para ti, puedes probar algunas marcas que hacen lo mismo sin tener ese olor tan desagradable. Prueba el nail bite inhibitor + restorative treatment de Dermelect.

#4 Masca Chicle

El chicle ayuda a disminuir la ansiedad y mantiene la boca ocupada por lo que tus uñas se encontrarán a salvo. Sólo recuerda comprar chicles sin azúcar para no dañar tus dientes.