Cómo evitar los vellos enterrados después de rasurarnos

Uno de los métodos más cómodos y fáciles para eliminar el vello corporal es rasurarse pero tiene muchos inconvenientes como la irritación en la piel y los pelitos enterrados que, además de verse mal, pueden ser muy incómodos y dolorosos. Por eso te damos los mejores tips para rasurarte a la perfección y evitar cualquier problema.

Rasúrate en la regadera

El vapor ayuda a que tus poros se abran y el rastrillo corte de forma más limpia sin lastimar la piel. Aprovecha cuando te estás bañando ya que los poros se encuentran más suaves y limpios.

Exfóliate

Es importante que te exfolies una vez a la semana para evitar que los vellos se entierren en la piel y se queden células muertas en los poros evitando el crecimiento natural del vello. Los productos con ácido salicílico o glicólico ayudan a liberar los poros y limpiar tu piel con profundidad. 

AHA/BHA Exfoliating Cleanser de Murad (950 pesos). 

Enjuágate después de cada rasurada

Después de cada pasada el rastrillo no solo acumula vellos, sino que también se queda con células muertas de la piel. Es importante enjuagarlo entre una y otra pasada para que la piel se mantenga limpia y no se tapen los poros.

Aplica una toalla fría

Después de rasurarte coloca una toalla fría sobre tus piernas o la zona rasurada, el frío y la presión ayudará a reducir la inflamación.

Si la toalla fría no es suficiente para ti, remójala en agua de hamamelis que funciona como astringente y ayuda a calmar la piel.

Utiliza crema sin alcohol

La piel debe ser hidratada después de cada rasurada para que no se irrite y los vellos se entierren pero muchas cremas contienen perfumes que llevan alcohol y pueden cerrar mas tus poros y hacer que tu piel se reseque. Por eso debes buscar cremas hipo alergénicas y con ingredientes naturales.

Hypoallergenic Nourishing Moisturizer de Perricone MD (1,750 pesos). 

Usa ropa más suelta

Una de las causas por las que se entierran los vellos es por la fricción de la ropa muy pegada después de rasurarte, sobre todo los jeans. Por eso es recomendado utilizar ropa suelta o delgada después de cada rasurada para que no se irrite la piel y se lastimen los poros.