Los trucos para conseguir un abdomen marcado

Cuando estamos intentando marcar el abdomen nos desvivimos por hacer ejercicio todos los días y nos frustramos cuando no vemos resultados. Pero marcar el abdomen no sólo se treta de hacer ejercicios para esa zona, requiere de una dieta y una rutina de ejercicios variados. Conoce cómo marcarte sin tener que vivir en el gym.

Dieta saludable

La dieta es lo más importante cuando hablamos de marcar el abdomen ya que puedes tener el músculo muy fuerte pero, si sigue existiendo grasa en el área, nunca se mostrará marcado tu abdomen. Lo principal y más básico es evitar carbohidratos simples y alimentos procesados. ¿Qué significa? debes dejar toda la harina blanca, el azúcar y la comida chatarra y sustituirlo por granos integrales como el arroz integral, la quinoa, la avena y el trigo integral. Evita los refrescos y toma mucha agua.

Antes de hacer ejercicio lo más recomendable es consumir proteína, así tu cuerpo tendrá algo que puede convertir en músculo.

Ejercicios variados

El error que todas cometemos al ejercitarnos es hacer siempre la misma rutina. Esto hace que tu cuerpo se acostumbre al ejercicio y ya no se esfuerce en superarse. Sobre todo cuando trabajamos en el abdomen, lo más importante es no dejar ningún músculo sin ejercitar, por lo que hay que hacer ejercicios de abdomen cruzados, sentadillas y ejercicios de kegel para mantener toda el área fuerte y que el abdomen se marque.

Las abdominales cruzadas son aquellas que  trabajan los oblícuos y tranversos y nos ayudan a mantener plano el abdomen. Se realizan en la posición de una abdominal normal pero el músculo que se trabaja es otro. Para realizarlas se busca juntar el codo izquierdo con la rodilla derecha y viceversa.

Las sentadillas nos ayudan a que la sangre fluya por el cuerpo, por lo que es bueno realizarlas antes de hacer abdominales normales. Esto provoca que la sangre se vaya al área abdominal y que el músculo del abdomen se marque.

Los ejercicios de kegel nos ayudan a fortalecer nuestra pelvis, lo que nos da soporte y estabilidad en la columna. Estos ejercicios nos ayudarán a mantenernos derechas y tener un torso fuerte que le de soporte al abdomen. Se realizan acostada y levantando la pelvis unos centímetros del suelo. También puedes usar la ayuda de una pelota, ponerla entre tus rodillas y apretarla mientras la pelvis se encuentra levantada.

El abdomen al final

Si comienzas con los ejercicios abdominales tradicionales perderás la oportunidad de llevar la sangre a este músculo, aparte de que lo calentarás y te cansarás. El tiempo correcto para hacer abdominales es de 15 a 20 minutos, por lo que debes empezar con otros ejercicios que calienten tu cuerpo como los ejercicios de kegel, las sentadillas y hasta las abdominales cruzadas, sólo recuerda terminar con las abdominales tradicionales.

Descanso

El descanso es muy importante cuando nos ejercitamos; debemos dejar por lo menos un día entre ejercicios para que el músculo respire y obtenga el oxígeno que lo ayudará a marcarse.