Categories

Telluride, un destino imperdible

Telluride, un destino imperdible

Telluride, un destino imperdible

le soin noir

Por Stephanie Arouesty 

En medio de las montañas de Colorado, en el condado de San Miguel, se encuentra una joya llamada Telluride. Esta ciudad se fundó a finales de 1800 como un pueblo minero —fiebre de oro—y actualmente es uno de los destinos más exclusivos para realizar actividades de montaña. 

Este verano tuve la oportunidad de conocerlo y quedé maravillada, no solamente por la majestuosidad de la naturaleza que existe en cada rincón, sino por la alta gastronomía, las caminatas al aire libre, las tiendas bespoke en el pueblo, los festivales, los edificios cargados de historia, y los hoteles y spas de lujo. 

Existen dos ciudades principales Telluride y Mountain Village, la segunda está situada 300 metros más arriba, es un lugar moderno y perfecto para caminar, ambos lugares se conectan entre sí por medio de un teleférico panorámico que no tiene costo y funciona como medio de transporte desde las 6:00 a.m. hasta las 12:00 a.m. Es muy fácil cruzar de un lado a otro y tiene opciones totalmente distintas que ofrecer.

¿Qué hacer?

Existe una diversidad infinita en las actividades que este lugar ofrece, si vas durante meses calurosos, puedes realizar pesca con mosca en los ríos de la zona, hacer rafting, pasear en caballo, dar un recorrido en Jeep, recorrer el lago en paddleboard, ciclismo de montaña o hacer el circuito de tirolesas. En Mountain Village también puedes encontrar Telluride Golf Club, un campo de golf profesional a 2,900 metros de altura sobre el nivel del mar con visitas inigualables.
Y si deseas ir en el invierno, Telluride es un centro de esquí reconocido internacionalmente y cuenta con pistas de esquiar de todos los niveles, y para los esquiadores avanzados hay más de 160 hectáreas rodeadas de montañas de estilo europeo asociadas con Epic Pass, lo cual es una garantía inmediata. Durante el invierno también puedes hacer caminatas con raquetas de nieve, recorridos en jet-skis de nieve y hasta paseos en trineo. 

Durante mi estancia, subimos hasta la cima de una montaña en una excursión guiada en Jeep, y podría asegurar que ha sido una de las vistas más espectaculares que he podido apreciar en mi vida. Fue muy interesante también conocer sobre la vida de los mineros de hace más de 200 años y cómo esta actividad fue clave para el desarrollo del pueblo. 

Otro tour que disfruté enormemente fue una caminata por Bridal Veil Falls y una meditación guiada con cuencos, impartida por Life Force. 

¿Dónde comprar?

Algo que amé de Telluride fueron las boutiques, cada una tiene productos exclusivos y en muchas de ellas encuentras el anhelado “made to measure”. Crossbow Hats & Leather, es una tienda a la que todos los amantes de los sombreros deben de ir. Al entrar, encuentras una pared de piso a techo llena de diferentes tipos de sombreros, te miden la circunferencia de la cabeza y posteriormente te sugieren qué tipo de forma es la que mejor te va, seguido de eso eliges el color y la textura que más te guste: piel, terciopelo o lana. En ell siguiente paso eliges cómo lo quieres decorar (puedes elegir entre diferentes plumas y listones) y finalmente te entregan tu obra de arte. También descubrí una tienda que vende suéteres de cashmere, y les pueden bordar la frase que quieras, compré uno azul y le puse 11:11 en el frente y en la espalda “The Mountains are calling”. No dejes de ir Overland Sheepskin Co, en donde encuentras todo tipo de prendas de piel. 

¿Dónde comer?

Encontrarás steakhouses, restaurantes de comida italiana, americana y japonesa, Telluride tiene una amplia oferta en cuanto al mundo gastronómico se refiere. Durante los días que estuve ahí, fui a Rustico Ristorante, un restaurante italiano perfecto para ir en familia y probar pizzas, pastas y finalizar con un tiramisú. Allfred’s es uno de los lugares insignia, la decoración es impresionante, así como la vista, porque está en lo más alto de la montaña, de hecho solamente puedes llegar en góndola, y los platillos tienen presentaciones y mezclas merecedoras de las cinco estrellas que tiene, sin duda fue mi favorito, recordaré por siempre el sticky toffee pudding cake. Otro lugar que amé, fue el hotel Sheridan, uno de los primeros en la ciudad, cuenta con un bar espectacular —prueba el Moscow Mule— y un restaurante llamado Chop House de new american food delicioso, no dejes de pedir el french dip y el mac & cheese. Telluride es también conocido por su excelente café, por lo que también es un must.

¿Cómo llegar?

JVP Logística, es la forma más exclusiva en la que puedes llegar a este o cualquier otro destino. Viajar en avión privado, era algo casi imposible o algo solamente para las ‘celebridades’, pero esta empresa mexicana llegó a cambiar la manera en la que viajamos tanto en tierra como en el cielo. La seguridad y el lujo máximo son las dos prioridades que hacen que el viajar en privado ya no sea un sueño lejano. ¿Mi experiencia? Llegué al aeropuerto de Toluca, al hangar a las 8:20 a.m. para abordar el avión, en cada uno de los asientos se encontraba una cobija y una copa de mimosa para dar la bienvenida. Era momento para salir hacía el aeropuerto de Montrose, a los 10 minutos en el aire, tuve la especular vista del Popocatépetl para despedirnos de la ciudad. Bagel con salmón, jugo verde y pan dulce, fue el desayuno que se sirvió, durante todo el viaje no dejaron de ofrecerme opciones de tomar, desde una Orangina hasta un carajillo. Al llegar al aeropuerto, pasamos migración y nos subimos a una camioneta, en la que gozamos de 1 hora y 15 minutos de vistas espectaculares para llegar a nuestro destino final. Realmente es una experiencia que todos deben de vivir e inclusive comenzar a tomar como opción de viajar, ya que no tienes que llegar al aeropuerto con tres horas de anticipación para un vuelo internacional, no hay limite de equipaje, existe una comodidad y lujo máximo durante todo momento. Además, JVP garantiza una experiencia ‘door to door’, en donde te recogen en la puerta de tu casa, para llevarte al aeropuerto tanto de salida como de llegada, así que no te tienes que preocupar por ningún traslado durante tu viaje. 

¿Dónde hospedarte?

Exclusive Resorts, es un club de vacaciones para miembros, está pensado para familias que quieren darle prioridad a tres factores: la privacidad, la tranquilidad y el lujo. Una vez que te haces miembro, puedes acudir a sus más de 350 residencias en 75 lugares del mundo. Éstas pueden ir desde casas privadas, hasta departamentos o cuartos en hoteles de 5 estrellas. Es una forma de vida, en donde te organizan todo para que tengas en cada salida el viaje de tus sueños. Desde la bienvenida, las locaciones y las actividades, todo es ‘bespoke’, porque se crea de acuerdo a tus necesidades. Fundado hace exactamente 20 años, el lema de esta empresa es crear tu propio santuario en los destinos más codiciados del mundo. En Telluride, nos hospedamos en unas villas dentro de Heritage Crossing, ésta contaba con cuatro cuartos, cocina, jacuzzi, sala, comedor… Esta membresía tiene un pago inicial y posteriormente se cubren las anualidades y puedes disfrutar desde safaris de ultra lujo en África, hasta una inmersión dual en Tierra Santa.

¿Qué celebrar?

“Festival Capital of the Southwest”, es el apodo que recibió Telluride, ya que siempre hay fiestas veraniegas, que celebran desde la música con Bluegrass Festival hasta el cine independiente con Mountiflm, la cerveza artesanal, yoga, las flores e inclusive cuando estuve ahí, acababa de ocurrir un festival de hongos. El Telluride Film Festival, es una semana, en donde se proyectan las películas más importantes de la temporada y por lo mismo, reúne a actores, actrices y reconocidos  directores de la industria cinematográfica desde Anne Hathaway  hasta Cate Blanchet, quienes estuvieron este año presentando sus películas, así que el vivir una experiencia increíble, es garantía en este lugar. 

¿Por qué es tan especial?

Porque lo tiene todo: paisajes, actividades al aire libre, restaurantes de alta cocina, hospedajes de lujo, tiendas exclusivas y todo esto rodeado de naturaleza. Realmente es un destino imperdible.

“La vida es lo que haces con ella, así que hazla extraordinaria”. 

– Stephanie Arouesty

Fotografías: L’Beauté.